El discurso para este 1 de junio está prácticamente listo desde hace algunas semanas. Así advierten cercanos al presidente Sebastián Piñera cuando se pregunta por los contenidos que tendrá la cuenta pública 2019 del Mandatario, que en esta oportunidad tendrá un cambio histórico: hablará cerca de las 21:00 horas y no en la mañana, como era la tradición desde hace décadas.

Por eso el desafío del equipo político y técnico del jefe de Estado es mayor, reconocen en Palacio. Si bien buscaron adornar de otra forma el salón de honor del Congreso, no se podrá tras no conseguir autorización para dicha intervención.

Por esa razón La Moneda trabaja un diseño de cuenta más ágil, puesto que el horario de noche es más complejo para capturar la atención de los telespectadores y radioyentes.

Con todo, la minuta que ha circulado internamente, advierte que habrán sorpresas muy noticiosas y concretas, las cuales vendrán de la mano de la agenda 2018-2023 de concesiones que lidera el Ministerio de Obras Públicas (MOP), que busca licitar proyectos por 14.609 millones de dólares. Entre estos podría estar el tren -de carga y pasajeros- para unir Santiago y Valparaíso, además de su ramal a San Antonio.

Los cinco acuerdos nacionales también formarían parte de la exposición presidencial. Por lo que daría cuenta este año de los avances que dejaron esas conversaciones que terminaron entre junio y agosto del año pasado, y sus respectivos proyectos de ley: no solo apuntaría al Sename, sino también -por ejemplo- a la modernización de las policías.

Ejes clave

En la minuta que ha trascendido dicen que de todas formas el foco principal del discurso estará en 3 objetivos claros y que van de la mano para seguir avanzando al desarrollo integral.

El primero, que sí o sí estará presente es seguridad y oportunidades para la clase media. Tema que se concretó el miércoles pasado con el lanzamiento del programa Clase Media Protegida, que si bien no tienen nuevos elementos (sí proyectos de ley, pero que dependerán del Congreso) concentra un trabajo intersectorial que agrupó bajo una secretaría técnica los 70 incentivos y subsidios que existen.

“Esperamos anuncios importantes. Tenemos oportunidades para ejecutar buenas políticas públicas” – Sebastián Torrealba, diputado Renovación Nacional

En seguridad pública, el segundo objetivo del mensaje, remarcará la reducción de la victimización que pasó de 39,5% a 36,4% entre el 2017 al 2018. Se espera que, además, reitere el compromiso y pida el apoyo del Congreso para sacar prontamente la ley de modernización del sistema de inteligencia, aumentar penas a delitos como portonazos, nuevo proyecto de antiamedrentamiento, etc.

En economía, tercer énfasis, se fundará en el eslogan Chile en Marcha, y que dentro de la reforma tributaria que todavía se analiza en el parlamento, destacará fuertemente el compromiso con la política fiscal responsable.

Peticiones de Chile Vamos

Recién la semana pasada, pese a que el discurso se viene trabajando desde abril, la coalición de Gobierno solicitó al Ejecutivo anuncios concretos para la clase media, como fin del IVA a la construcción, avances en materia de salud e impulsar una modernización de las instituciones del país.

Además, explicó la senadora UDI, Ena von Baer, solicitaron al Presidente y al ministro Gonzalo Blumel medidas que ayuden a los adultos mayores.

Por su parte, el diputado de Renovación Nacional, Sebastián Torrealba, apostó por anuncios ligados a medio ambiente, pensando que la agenda internacional del país, explicó, estará concentrada a fines de año en la COP25. “Esperamos anuncios importantes. Tenemos oportunidades para ejecutar buenas políticas públicas”, admitió.

Expectativas opositoras

El presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), aseguró que ellos como institución organizadora de la cuenta pública dieron todas las facilidades al Gobierno, partiendo por cambiar la hora del discurso.

Pero al margen de aquello, espera que en dicha instancia explique si es que La Moneda tiene problemas de apoyo o es que los tiempos mejores no llegaron.

Por su parte, el mandamás de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahín, tiene expectativas de que el discurso de Piñera no esté centrado en más anuncios, sino en medidas para frenar -por ejemplo- a los narcotraficantes.

“Que se haga cargo de los compromisos incumplidos, como que el país vuelva a crecer, que vuelva a tener una generación de empleo y mayores niveles de seguridad en los barrios”, remarcó.

En la misma línea, el senador y presidente del PS, Álvaro Elizalde, pidió que el Presidente se haga cargo del bajo crecimiento que ha tenido el país y corregir “sus malas propuestas en materia laboral, previsional y tributaria”.

El timonel del PPD, Heraldo Muñoz, planteó la necesidad de entregar un mensaje con un verdadero llamado a la unidad del país. “Yo espero menos apelación al patriotismo y al obstruccionismo. Ha enfatizado las operaciones comunicacionales y eso no hace avanzar al país”, fustigó.

Detalles finales

Sin duda, dichas solicitudes y apuestas -como es normal en la previa al discurso- seguirán apareciendo durante la semana.

Mientras tanto, Piñera tendrá que ensayar el discurso en el telepronter, la conocida pantalla que se coloca para que el Mandatario vaya leyendo de forma más natural.

Aunque el año pasado el aparato le jugó una mala pasada, pues el texto se movía más lento de lo que él leía.

Con todo, se espera que el discurso se extienda por cerca de una hora y media en pleno horario prime a partir de las 20:45 horas.

De momento, la gran duda es cuánto rating generará esta transmisión al estilo estadounidense. Si consigue una audiencia mayor que en el horario tradicional, la cuenta pública del estado de la nación podría quedarse en la noche.

/psg