Todos sabemos que, para tener una pensión, es imprescindible haber ahorrado obligatoriamente todos los meses y por muchos años, ya sea en el sistema previsional antiguo, ex INP como posteriormente, a partir del año 1981 en una Administradora de Fondos de Pensiones, llamadas comúnmente AFP, siendo éste obligatorio para todo trabajador ya sea dependiente como independiente.

​Sin embargo, adicionalmente a ello, existe una opción voluntaria, para quienes independientemente que coticen o no, quieran acceder a otra “pensión” que se llama una “Renta Privada” y le permite a usted tener un ingreso de por vida, con algunos beneficios especiales, diferentes al de una renta previsional, pero que pueden ser paralelas o el único ingreso seguro y de por vida.

​Esta renta privada, consiste en traspasar un dinero que usted haya obtenido, ya sea porque ha vendido una casa, haya recibido un incentivo al retiro, haya recibido un seguro, una herencia, etc. en definitiva que usted tenga dinero superior a $ 30.000.000 y quiera asegurar su futuro, desee proteger a alguna persona o quiere usted tener un ingreso adicional a su pensión. Algunos de los beneficios diferentes a los previsionales, es que no paga impuesto a la renta, tampoco impuesto a la herencia, es confidencial, se puede tomar a nombre de otra persona, tiene beneficios como períodos garantizados por 10, 15 o 20 años en que usted designa a quien o quienes proteger.

​Esta renta privada, es totalmente legal y autorizada por las Superintendencia de Pensiones y la ex S.V.S. actualmente Comisión para el Mercado Financiero, es una buena alternativa y ello le permitirá tener un nuevo ingreso y mejorar su calidad de vida. Un llamado especialmente a los comerciantes a los artistas que creen que toda la vida les irá bien y no se preocupan del futuro, y cuando los trabajos aminoran, cuando llegan las enfermedades y no se puede trabajar, es bueno tener una renta privada, y así tener la tranquilidad de un ingreso adicional, mensual y de por vida.

Esta renta privada, es una excelente inversión, donde su dinero lo administra una compañía de seguros, y no está sujeto a las variaciones de los mercados, ni menos las volatilidades como en una AFP, es pagado en U.F., es voluntario si desea con cuota mortuoria, ese ingreso mensual es inembargable y sólo usted puede nombrar a quienes dejarle su pensión privada, que no necesariamente deben ser su cónyuge e hijos y le otorgará tranquilidad no solo para usted sino también para su familia.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com