El régimen de Nicolás Maduro bloqueó este martes por cuarta semana consecutiva el acceso a los trabajadores y miembros de la prensa a la sede de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela.

El hecho fue denunciado por el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo a lo consignado por La Patilla, al principio del bloqueo los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no dejaban pasar a los diputados. Luego se les permitió el ingreso, pero persistió la restricción para la prensa.

El bloqueo se produce en el marco de la sesión ordinaria en la que los diputados debatieron como punto único la crisis humanitaria que vive el país, tras la muerte de cinco niños pacientes oncológicos, ocurrida en el hospital J.M. de los Ríos de Caracas, en lo que va del mes.

Los menores fallecieron, según sus familiares, por falta de tratamiento, mientras esperaban por el trasplante de una médula ósea que les pudo haber salvado sus vidas.

El diputado William Barrientos afirmó que se trata de una sesión que es “de vital importancia porque se trata de un punto fundamental que tiene conmovida a la opinión pública” “Es nada más y nada menos que la muerte de niños en el hospital J. M. de los Ríos, fruto de un gobierno irresponsable que no le ha invertido en el sistema público de salud”, manifestó a los periodistas en las adyacencias del Palacio Federal Legislativo en pleno centro de la capital venezolana.

La Asamblea Nacional permanece en el ojo del conflicto político, luego de que el pasado 30 de abril, Juan Guaidó, jefe del Legislativo y reconocido por medio centenar de países como presidente interino, apareció junto a un reducido de grupo militares en las adyacencias de una base aérea militar en Caracas.

Desde aquí, llamó a la Fuerza Armada Nacional a desconocer al dictador Nicolás Maduro, a quien no reconoce como Jefe de Estado por haber sido reelecto en unos comicios denunciados como fraudulentos tanto dentro como fuera del país por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana frente a la Asamblea Nacional (Foto: Asamblea Nacional)
Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana frente a la Asamblea Nacional

Según Guaidó, esa acción fue el inicio de la fase final de la Operación Libertad que adelanta contra Maduro para desplazarlo del poder, lograr un gobierno de transición y elecciones libres.

Sin embargo, Maduro la denunció como “una escaramuza golpista” que apoyada por Estados Unidos buscaba generar una ola de violencia para abrir paso a una “intervención del imperio gringo” e imponer un “presidente títere” en esta nación sudamericana.

Tras los hechos, el chavismo arreció la escalada de persecución contra la oposición y 14 diputados fueron despojados de su fuero por orden del Tribunal Supremo de Justicia a la Constituyente, para que enfrenten a la justicia ordinaria, tras ser acusados de “traición a la patria y rebelión”, entre otros delitos.

Entre esos parlamentarios, se encuentra Edgar Zambrano, vicepresidente del Parlamento, quien permanece detenido en el Fuerte Tiuna mientras que otros legisladores permanecen refugiados en embajadas y algunos han huido del país.

/psg