En el porno, como en todo lo que se mueve por la red, para sobrevivir hay que ser creativo y rompedor. Si haces lo mismo que el resto estás perdido y hay gente que esto se lo toma muy en serio. Los directores de estos filmes (no olvidemos que el contenido sexual es uno de los negocios más potentes de la red) intentan todo tipo de salidas creativas (y peligrosas) para conseguir colocar su producto por encima del restoy llegan a límites como realizar toda una película dentro de un Tesla en marcha que conduce de forma autónoma mientras los protagonistas retozan.

Puede sonar a locura o a montaje pero es cierto como la vida misma, y lo está reventando en las grandes plataformas de estos contenidos como Pornhub. La ideóloga del clip dentro del Tesla, que parece ser un Model X, es Taylor Jackson, que además es una de las protagonistas del vídeo en el que simulan que una cita de Tinder acaba en el coche del chico teniendo sexo porque bueno, el coche puede valerse por sí mismo.

La actriz porno es la única cara que aparece en el vídeo mientras que su compañero masculino solo muestra parte de su cuerpo y hace que conduce. Él en ningún momento suelta del todo las manos del volante y continúa en la posición del conductor, pero, obviamente, deja toda la responsabilidad de la conducción en manos del piloto automático.

El vídeo ha tenido tanto éxito que en estos momentos es la principal tendencia en Pornhub y su contenido ha corrido por internet como la pólvora. Solo en el ‘YouTube’ del porno tiene más de 4 millones de visualizaciones y 20.000 valoraciones. De hecho, la tendencia de vídeos porno a bordo de un Tesla ya empezaba a asomar en portales como PornHub, con decenas de vídeos con esta temática, y ahora surge una nueva variante: con piloto automático.

/gap