Codelco reportó excedentes por US$ 372 millones en el primer trimestre del año, periodo marcado por la interrupción de las faenas de extracción de cobre debido a los fenómenos climáticos que azotaron el norte de Chile.

Se trata de una brusca caída de 31% en relación a los US$ 537 millones anotados en primer trimestre de 2018, aunque es un 18% más alta que la meta comprometida.

“Esta cifra refleja los esfuerzos de una mejor gestión, aunque representa una disminución respecto al mismo período del año pasado, debido al tratamiento de mineral con menor ley durante el trimestre -como estaba previsto-, sumado a los efectos climáticos adversos”, explicó el presidente ejecutivo, Nelson Pizarro.

La cifra es una mala noticias para las arcas fiscales debido a que la compañía entrega todos sus recursos al Estado.

La estatal dijo que la producción propia alcanzó 342 mil toneladas de cobre fino en el periodo, esto es una caída de 16,8% en doce meses y de 5,5% respecto de lo comprometido, debido a las lluvias estivales de febrero y a problemas operacionales.

“Los planes de la empresa, en todo caso, proyectan alcanzar una producción anual en torno a 1 millón 700 mil toneladas, que es levemente superior a la del año anterior”, dijo la compañía dirigida por Nelson Pizarro.

El costo de producción C3 de Codelco (costo neto a cátodo) promedió US$2,47 por libra entre enero y marzo, lo que supone un alza de 12,2% frente a 2018. De acuerdo a Cochilco, el precio de la libra del metal rojo se ubicó en US$ 2,641.

Con relación a la meta del presupuesto -que consideró el efecto de las fundiciones-, el costo neto a cátodo fue menor en un 1,1%.

/psg