El Primer Tribunal Electoral Regional rechazó el recurso de reposición presentado por la dirigencia de la CUT en contra del fallo de la misma instancia que declaró la nulidad de la elección realizada el 30 de mayo de 2017 en las que resultó ganadora Bárbara Figueroa, y ordenó el cese inmediato de los dirigentes en sus cargos y la realización de una nueva elección con estricto apego a los estatutos en el plazo de 30 días.

Por lo tanto el tribunal ordenó remitir el expediente al Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) para que conozca y resuelva el recurso de apelación, definición que se estima podría darse en unos tres meses.

Al respecto la disidencia de la actual dirigencia señaló que “como Movimiento A Recuperar la CUT consideramos que estos recursos solo buscan dilatar la implementación de la sentencia y en particular el cese en sus cargos de los miembros de la directiva”.

Asimismo añadieron que “los vicios del proceso eleccionario se encuentran acreditados por lo que confiamos en que el Tricel ratificará la sentencia apelada”.

/psg