El líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, indicó que se encuentran trabajando con el Partido Comunista en un acercamiento en materias parlamentarias y un acuerdo programático.

“Con el Partido Comunista estamos trabajando en dos planos: Avanzando en un esfuerzo conjunto en materia parlamentaria y en el plano programático. Hay que hacer esfuerzos para poner por delante lo que más nos une, no lo que nos desune. Eso es lo que el PC y nosotros estamos haciendo”, dijo a El Mercurio.
El candidato presidencial del PRO indicó que propondrá un pacto a La Nueva Mayoría para evitar que Sebastián Piñera obtenga la victoria como ocurrió el año 2009 tras derrotar a Eduardo Frei, y explicó que este acercamiento con los comunistas se da porque “creo que la Nueva Mayoría no es la Concertación”. 

“Voy a hacer todos los esfuerzos en lo que nos une. Y me une el hambre de derrotar a Piñera, el hambre de cambio, de no abandonar las banderas”, señaló.

Sentenció que el PC “no está resignado a la derrota frente a Sebastián Piñera. Hay gente que considera que está tan mal todo que sólo importa buscar quién es el mejor perdedor. Yo considero que Piñera es híper vulnerable”, afirmó.

/gap