El anuncio es formal, luego de cinco catastróficos años el Banco Central de Venezuela (BCV) admite lo que era evidente: Nicolás Maduro perdió la guerra económica que el mismo emprendió en 2013.

El BCV confirma que la catástrofe económica es anterior a las sanciones de EEUU / Foto: BCV

Ampliar
El BCV confirma que la catástrofe económica es anterior a las sanciones de EEUU / Foto: BCV

El Banco Central de Venezuela (BCV) firma una capitulación. Por más de tres años, esa institución al servicio absoluto de Nicolás Maduro no publicó ninguna cifra económica. Ni tasa de inflación ni evolución del PIB. Con su silencio avaló el discurso del gobierno, según el cual el país era víctima de una guerra económica emprendida, fundamentalmente, por los empresarios privados, empeñados en arruinarse ellos mismos con tal de derrocar al socialismo del siglo XXI.

En varias ocasiones se cerró la frontera con Colombia argumentado que ese era un frente desde el cual se destruía la economía nacional y se especulaba contra el bolívar. El único resultado concreto fue destruir la segunda mejor relación comercial externa que tenía Venezuela, porque ni siquiera se logró detener el contrabando de la gasolina venezolana al otro lado de la línea fronteriza.

El reciente informe del BCV admite que en Venezuela ha ocurrido una catástrofe económica de magnitudes colosales que, además, se ubica antes del inicio de las sanciones comerciales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos a la industria petrolera venezolana.

/gap