Durante el paro que llevaron a cabo los transportistas se viralizó un video en el que participaban dos mujeres que bailaban en ropa interior, lo que fue cuestionado por distintos sectores, e incluso llevó a una querella presentada por el gobierno.

Uno de los momentos más comentados durante el paro de camioneros que duró siete días y terminó la tarde de este miércoles, fue la “fiesta” que montaron algunos transportistas en plena carretera y en la que participaron al menos dos mujeres, quienes aparecieron en videos difundidos a través de redes sociales, bailando en ropa interior junto a los conductores de camión. (Ver video)

Sobre este hecho se generaron cientos de comentarios en contra de los camioneros en paro y la participación de las mujeres en la “fiesta”, lo que fue criticado por la Fundación Margen de Apoyo y Promoción de la Mujer, integrante de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (Redtrasex), quienes acusaron vulneración de los derechos de quienes se vieron involucradas en el video difundido.

La fundación aseguró que las mujeres involucradas en la “fiesta de camioneros” fueron expuestas por los choferes en paro, pero también criticaron el trato que se le dio por parte de distintos actores y los calificativos que se utilizaron.

“Somos testigos no solo de la trasgresión del Estado de Derecho en nuestro país, sino que también de la extrema vulneración de los derechos de las mujeres trabajadoras sexuales que han sido violentamente expuestas en una controvertida manifestación nocturna de choferes en paro”, dijeron a través de un comunicado.

“La ciudadanía en general, medio de comunicación, dirigentes políticos y líderes de opinión, incluyendo diversas aliadas de nuestra causa, han expresado preocupantes expresiones que refuerzan el estigma y la discriminación social hacia las mujeres trabajadoras sexuales a través de términos como ‘asqueroso’, ‘inddignante’, ‘aberrante’, ‘falta de elegancia’ y ‘terroristas prostituyentes’ (…) no se leen solo como rechazo legítimo a la movilización, sino como expresiones de infortunado estigma, discriminación y desinformación sobre el trabajo sexual en Chile”, agregaron.

Los hechos generaron incluso una querella por parte del gobierno, desde donde aseguraron que se estaban vulnerando las normas sanitarias vigentes con la realización de fiestas en horario de toque de queda.

“Las mujeres trabajadoras sexuales no somos cómplices de manifestaciones violentas e injustas como el paro de camioneros, sino un aporte a las incansables luchas por derechos laborales, sociales y sexuales, representando una activa contribución a las urgentes políticas de salud sexual en Chile”, insistieron desde la fundación a través de una declaración pública.

“Lamentamos vernos expuestas –una vez más- al escarnio público. No somos objetos, ni motivos para las burlas, somos ciudadanas con derechos”, añadieron.

Muchas prostitutas de Caracas comenzaron a trabajar en la calle en horario diurno debido a la inseguridad que predomina en las noches (fotos: Veda Everduim)