En éstos días, mucho se ha escuchado que se pretende aumentar la edad de jubilación tanto del hombre y con mayor razón para la mujer. Sin embargo, nada se dice de nuestros vecinos, y que somos el país en que más tarde tiene la edad legal para poder optar a la jubilación, que actualmente es a los 65 años los hombres y 60 años las mujeres.

Los países Sudamericanos, si bien es cierto, tienen diferentes requisitos, todos ellos coinciden en una edad similar en el caso de los hombres y también en las mujeres.

Vamos a analizar cual es la edad legal para jubilarse  en los siguientes países:

Colombia: Los hombres a los 62 años y las mujeres desde los 57 años con 1.300 semanas de cotización.

Paraguay:  Con 62 años, con 10 años de cotizaciones y también con 50 años de edad y           al menos 20 años de servicio.

Bolivia : Los hombres con 55 años y las mujeres con 50 años de edad. También con 58 años y con 120 períodos.

Brasil: 55 años de edad y se pretende aumentar a 65 años con 25 años de contribución.

Uruguay: 60 años de edad y un mínimo de 35 años de servicios.

Perú: 55 años para los hombres y 50 años para las mujeres con 30 y 25 años de aportes

Uruguay: 60 años de edad para hombres y mujeres y mínimo 35 años de servicios.

Argentina: Las mujeres tienen que tener, 60 años y los hombres 65 años

Cabe señalar que ninguno de éstos países Sudamericanos, tiene nuestro Sistema Previsional, sin embargo, las expectativas de vida es para todas las personas sin distinción de países. Cuando se señala que aumentará la edad de jubilación en nuestro país, es simplemente no tener claridad de nuestra  realidad. Cuando más del 80% de los pensionados reciben una pensión inferior al sueldo mínimo, cuando vemos que nuestros legisladores están preocupados de sus candidatos, cuando hacen oídos sordos al descontento ciudadano, cuando el  gobierno aún no llega a un consenso en quien administrará el 5% de cargo del Empleador, y existen presiones para aumentar la edad de jubilación, especialmente a las mujeres igualándola a los hombres, es que existe un abismo entre la clase política y los ciudadanos.

 

Cuando se cambian los conceptos de “Cesantía”, por “Empleos por cuenta propia” es simplemente ignorar que vender en las calles sin permiso  es ilegal, y sin ninguna protección, de salud ni menos cotización previsional, es imposible castigar más aún a personas que por edad, o por juventud, no tienen un trabajo estable, y decirles que la edad para su jubilación aumentará no importando el hecho de no conseguir trabajo para regularizar sus cotizaciones.

 

Aumentar la edad de la jubilación sin políticas públicas de mejores trabajos por parte del Estado, como de empresas privadas, es una burla y un empobrecimiento a quienes envejecen esperando una  solución y un castigo para quienes han dado toda una vida en bien de nuestro país.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap