El arquero Johnny Herrera ha vivido una de sus peores temporadas como profesional durante este año 2019 con Universidad de Chile y la marginación de la convocatoria de dos partidos de su equipo, más la suplencia en otro, lo confirma. El guardameta no fue citado para los encuentros ante Coquimbo Unido y Colo Colo para el Superclásico; y luego fue a la banca en la victoria 4 a 2 de los azules sobre Deportes Iquique como visitantes.

Debido a una decisión emanada de la dirigencia de Azul Azul y avalada por el técnico Alfredo Arias, el capitán de los universitarios no volvió a sumar minutos desde la derrota laica por 3 a 1 frente a Audax Italiano. Todo esto, en medio de sus polémicas declaraciones y la determinación de la controladora por no renovarle su contrato que expira en diciembre de 2019.

A pesar de tener conocimiento de que no seguirá durante la temporada 2020 en el club, y que Fernando De Paul será el portero titular para los próximos partidos de los azules por Copa Chile y el Campeonato Nacional; Herrera sigue entrenando para poder recuperar el puesto frente al meta argentino-chileno y por eso ha sido parte activa de las prácticas de Arias en el Centro Deportivo Azul.

Pensando en el debut de la U frente a Rangers por Copa Chile, eso sí, el arquero de 38 años sufrió una lesión en el tobillo que le impidió continuar los trabajos de los azules el pasado miércoles y tampoco pudo entrenar con normalidad este jueves, según comentaron desde el cuerpo médico de Azul Azul a El Gráfico Chile. Pese a eso, en La Cisterna comentan que la lesión no sería de gravedad, y que Herrera podría regresar a las prácticas la próxima semana.

A Herrera le llueve sobre mojado en una U concentrada en poder ganar la Copa Chile, para hacer olvidar el pésimo rendimiento deportivo durante el primer semestre del 2019. Para ello, los azules deberán comenzar su camino frente a Rangers, el próximo sábado 8 de junio en el estadio Fiscal de Talca y por la segunda ronda de la competición.