Las ventas del comercio minorista continuaron mostrando un decepcionante desempeño y registraron un retroceso de 0,8% en abril con respecto a igual mes del año anterior, tras haber anotado un leve incremento de 0,7% en marzo.

La caída fue mayor a la esperada por el mercado que había apostado por un descenso de 0,6% y constituyó el mayor retroceso desde octubre de 2014.

Según los datos dados a conocer este lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), con este resultado las ventas acumularon en los primeros cuatro meses del año un leve aumento de 0,1%.

Las líneas de productos que más incidieron en el descenso del índice fueron vestuario, calzados y accesorios y vehículos automotores livianos nuevos, con bajas de 5,9% y 6,8%, respectivamente.

Por el contrario el principal aporte positivo fue repuestos, neumáticos y accesorios de vehículos automotores que anotó un incremento de 6%.

La serie desestacionalizada y corregida de efecto calendario anotó una reducción mensual de 0,5% y una baja interanual de 0,2%.

Supermercados

Las ventas a precios constantes de supermercados consignaron aumentos interanuales en quince regiones, y en once de ellas el resultado fue mayor que la variación nacional (1,6%).

Las ventas en la Región del Biobío fueron las que más influyeron en la expansión a precios
constantes al anotar un aumento de 4,2%.

Por el contrario la Región de Magallanes fue el único que anotó un caída al anotar un descenso de 5,6%.

Por su parte las ventas de supermercados anotaron un aumento de 1,6% en doce meses, acumulando un incremento de 0,6% en lo que va del año.

Actividad del comercio

En tanto el índice general de la actividad del comercio a precios constantes aumentó 2,3% interanualmente, acumulando un alza 3,1% al cuarto mes del año.

La principal incidencia positiva provino de comercio al por mayor, excepto el de vehículos automotores y motocicletas que creció 7,6% y aportó 3,412 puntos porcentuales (puntos porcentuales.

/psg