El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, reconoció que el complejo escenario externo “hace más difícil” cumplir con la meta de déficit fiscal para este año.

Proyecciones del mercado apuntan a un saldo negativo de las arcas fiscales incluso sobre 2%, por menor crecimiento y bajo precio del cobre.

Efecto guerra comercial

Un año más difícil advertía el presidente Sebastián Piñera el sábado en la Cuenta Pública: admitió que la economía este año crecerá menos de lo esperado, al ajustar la expectativa de crecimiento a un rango entre 3% y 3,5%.

Menor expansión del Producto Interno Bruto y un precio del cobre menor al proyectado, tiene efecto en las arcas y se anticipa un mayor déficit fiscal para este año, el que según el Gobierno sería de 1,8%.

El ministro Larraín señaló que es “más difícil cumplir” con la meta.

Proyecciones del mercado apuntan a que el saldo negativo en las cuentas fiscales sea incluso de 2% o más este año, según el análisis de la economista de Libertad y Desarrollo, Macarena García.

El integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara Baja, el diputado socialista Manuel Monsalve, criticó que el discurso del Gobierno apunte a factores internacionales.

El parlamentario recordó que durante la gestión de Michelle Bachelet, el actual Gobierno no fue capaz de asimilar los vaivenes económicos a escenarios globales, sino que sólo lo atribuyó a malas decisiones internas.

Luego que la agencia Moodys advirtiera que Chile es uno de los tres países que podría verse más afectado por la profundización de la guerra comercial, el ministro Larraín señaló que Chile es un país abierto, inserto en la economía internacional y que tiene exposición a una guerra comercial.

/psg