En la última cuenta pública de la nación, quedó claro que lo importante es mejorar las pensiones, y qué duda cabe que todos los gobiernos, los ciudadanos queremos tener una pensión que nos permita una mejor calidad de vida, al momento de acceder a nuestros ahorros obligatorios de toda la vida y ese es el objetivo final de todo trabajador.

Dicho lo anterior, es preocupante que desde que se implementó el nuevo sistema previsional, casi 40 años, no ha habido cambios importantes y necesarios, como para haber mejorado las pensiones miserables que nos acompañan desde esos años. Sin embargo, cada gobierno que inicia un nuevo mandato, considera en sus prioridades, el tema previsional, que nos avergüenza como país, y que es urgente abordar con seriedad, responsabilidad y principalmente con acuerdo nacional que es muy difícil de concretar.

Hoy hemos visto, como esos anuncios del ejecutivo, de mejorar las pensiones a nuestros adultos mayores, son en alguna forma, rechazadas por diversos partidos políticos, o simplemente enfocadas a quien administrará ese 4% adicional, que es importante más para cierto grupo de legisladores, pero que es secundario para la gran mayoría de quienes tendrán una pensión mañana, porque es fundamental el mejorar las pensiones de nuestro país.

Todos queremos libertad de opinión, libertad de acción, libertad para elegir, pero no tenemos libertad para seleccionar que entidad administra nuestros fondos previsionales actualmente, como son las AFPS, y no existe otra alternativa. Por lo mismo, hoy se está sugiriendo por parte del gobierno, que sea otras entidades, que se hagan cargo de ese porcentaje adicional, que hay que dejar en claro, no va a ser todo el 4% inmediatamente, sino con la gradualidad necesaria, para no afectar el empleo, y estará en régimen en algunos años más.

Que la entidad sea una AFP Estatal, una entidad Pública, una Compañía de Seguros, Banco Estado u otras, también se tendrá que tener en cuenta, que el afiliado  pagará una doble comisión, además eso no significará que tendrá asegurada una mejor rentabilidad que las que entregan las AFPs, también no deja de ser importante conocer, que personas estarán a cargo de invertir los ahorros de todos los cotizantes, y no convertirlo en una “caja del tesoro” que pudiera ser tentada con otros fines, es cosa de ver como ha ocurrido en diversas entidades por todos conocidos.

Lo fundamental, es que cualquier modificación al sistema previsional, será en forma paulatina, y no se verán los efectos inmediatamente, y con suerte el próximo año tendremos, tal vez, algunos acuerdos porque las pensiones, es un tema netamente político y ya sabemos cuál es la opinión que la ciudadanía tiene de los legisladores, que tienen en sus manos mejorar el sistema previsional y no siempre están dispuestos a beneficiar a quienes más lo necesitan, por las mezquindades partidistas que muchas veces priorizan por sobre los intereses de quienes los votaron para representarlos.

 

 

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com