Es el escenario actual de la DC, en que se producen las declaraciones cruzadas entre el presidente de la DC, Fuad Chahin y el Ejecutivo en torno a la administración del 4% de ahorro adicional, luego de la Cuenta Pública del Presidente Sebastián Piñera.

Desde la colectividad consideraron que el Mandatario había «relativizado» el acuerdo alcanzado al señalar en su discurso del sábado que «el ahorro previsional le pertenece a nuestros trabajadores y, por tanto, nadie puede pretender meter la mano y utilizarlos para otros propósitos, y son ellos los que deben tener el derecho preferente a elegir quién y cómo se administran”.

Si bien el Mandatario no nombró a las AFP en su alocución -considerando que la consigna de la DC es «ni un peso más a las AFP-, ni dijo nada que el gobierno no hubiera dicho antes, sus palabras desataron la ira en el partido.

De hecho, fue el mismo Chahin quien, a los pocos minutos del mensaje presidencial, tuiteó que el Presidente Piñera «borraba con el codo» los compromisos que firmaban los ministros. «Gobierno cede al lobby de las AFP en administración del 4%. No cuenten con nosotros! Así no se puede conversar».

fuad chahin@fchahin

Los compromisos que ministros firman con la mano @sebastianpinera los borra con el codo. Gobierno cede al lobby de las AFPs en administración del 4%. No cuenten con nosotros! Así no se puede conversar cc @PDC_Chile @DiputadosDC

997 personas están hablando de esto

Y el domingo, el ex diputado por La Araucanía sentenció: «Las confianzas con el gobierno se han roto”. Pero, ¿por qué el enojo de la DC?

Según explican desde el mismo partido, esperaban que en el mensaje presidencial se explicara que el 4% de cotización adicional sería administrado por un ente público, tal como se acordó hace ya casi un mes. Y al no hacerlo, sintieron que el Mandatario estaba relativizando el acuerdo y que, por el contrario, trataba de «consolidar su alianza interna» con Chile Vamos.

En el partido señalan que tuvieron que salir a reaccionar fuerte puesto que no pueden arriesgarse a perder lo que han ganado al posicionar a la DC como actor relevante en el debate político. En particular, en su rol de partido «bisagra» y a la vez de «puente» entre el Ejecutivo y la oposición. Por ello, destacan que tenían que «defender» sus ideas para subrayar que son un partido opositor dispuesto al diálogo, pero que «marca sus puntos». Señalan, además, que ha sido un camino que ya les está dando buenos resultados. Tal es así, que ayer la encuesta Cadem los posicionó como en el partido más influyente de la ex Nueva Mayoría con el 26%.

Tras las críticas que realizó contra el Presidente, el celular de Chahin no paró de sonar. Relatan, incluso que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, fue uno de los primeros en buscar un acercamiento con el ex diputado para dejarle claro que la idea del gobierno era respetar el acuerdo. Más tarde continuaron los contactos entre el Ejecutivo y los dirigentes de la DC.

Y el domingo en la noche, fue el turno del Presidente Piñera“El acuerdo que tenemos con la Democracia Cristiana lo vamos a cumplir y este 4% lo va a administrar un consejo o un ente estatal. En ese consejo no van a participar las AFP. Vamos a respetar la propiedad del ahorro previsional porque pertenece a los trabajadores, su libertad de elección y vamos a cumplir el acuerdo que tenemos con la Democracia Cristiana”, aseguró el Jefe de Estado en Mega.

Pero aún así, Chahin comenzó el día de ayer con una posición «dura», que expresó en una columna en El Mecurio titulada «Populismo y medias verdades». En ella, critica la Cuenta Pública y apunta directamente a la reforma de pensiones. «Desconoce los acuerdos logrados con la Democracia Cristiana para beneficiar a una gran clase media hoy desprotegida en su jubilación, y garantizar la administración del 4% de cotización adicional de los chilenos por un ente público. En paralelo, desconoce también los acuerdos logrados por varios de sus ministros, y abre el espacio para incorporar la participación de las AFP en dicha gestión», asegura Chahin en el texto.

Pero, al avanzar la jornada el tono del líder DC fue cambiando. Tuvo un matiz con el Ejecutivo y valoró que el Mandatario -y antes sus ministros- haya aclarado que el 4% de la cotización adicional no estaría destinado a las AFP. «Es una buena señal que el Presidente haya tenido que salir a reafirmar que cumplirá con la DC; que no habrá ni un peso más para las AFP y que el 4% va a ser administrado por el ente público. Logramos que el gobierno retrocediera», señaló Chahin.

/gap