El ministro de Hacienda Felipe Larraín valoró positivamente la mantención, por parte del Banco Mundial de la proyección de expansión del PIB chileno para 2019 en 3,5%. Justo en momentos en que las perspectivas económicas se encuentran en un proceso de sinceramiento de expectativas, la primera de las cuales realizó el sábado el propio presidente Sebastián Piñera en la Cuenta Pública, al sostener que el crecimiento doméstico este año se ubicaría entre 3 y 3,5%.

“Es una buena noticia que una entidad internacional prestigiosa como el Banco Mundial proyecte que la economía chilena va a crecer y que su estimación punto sea 3,5%, que está en el tope de nuestro rango” dijo el titular de Hacienda, sobre todo considerando que para el mundo el organismo multilateral rebajó sus estimaciones de 2,9% a 2,6% este año, y de 2,8% a 2,7% para el próximo, atendiendo a las consecuencias de la guerra comercial entre China y EEUU en el crecimiento mundial.

En esa línea, el jefe de las finanzas públicas sostuvo que “eso revela que hay algunos más optimistas fuera de Chile que lo que son varios dentro del país” y agregó que “esperamos que la economía chilena se pueda acercar en su desempeño a esa cifra. Esto es consistente con lo que hemos dicho siempre: que la economía chilena va ir de menos a más y vamos a tener un segundo semestre mucho mejor que el primero”.

Aunque la proyección para 2019 se mantuvo, el Banco Mundial recortó la estimación del PIB chileno en 2020 desde 3,3% a 3,1% y en 2021 desde 3,2% a 3%.

/psg