En el equipo de Alfredo Arias podrían haber cambios de cara al segundo semestre. Ante la falta de dinero por parte de la dirigencia, lo mejor es reducir el plantel y se evalúa la posibilidad de algunas salidas.

Los tres puestos que son prioridad para fortalecer tras la Copa América son el de volante central, enlace y delantero.

Camilo Moya, según indica radio Agricultura podría dejar la institución que lo vio nacer por la falta de minutos como titular en el primer equipo. El volante solo ha disputado 167′ minutos por lo tanto puede jugar en calidad de préstamo en cualquier otro equipo nacional.

En la contención del mediocampo, el hombre venido de la Región del Bio Bio Jimmy Martínez tiene posibilidades de terminar su vinculo con la U, tras un semestre con un pobre nivel futbolístico, desde la dirigencia ya lo han catalogado como un jugador exportable.

El sector de la cancha donde Universidad de Chile tiene más jugadores es el de delantero y el ataque de los azules tiene un sin fin de nombres que no han rendido como se esperaba.

Conocido es el caso de Gabriel Torres, el ariete panameño que llegó a principios de temporada sin lograr consolidarse de la misma forma como lo hiciera en Huachipato. Lo que más seduce en la U es poder vender al jugador, pero en ningún motivo se cierran a conversar por un préstamo.

También se estudia la salida de Ángelo Henríquez por su alto sueldo y el bajo rendimiento, además de Matías Campos López que no ha estado ni cerca de sus mejores momentos cuando defendía los colores de Palestino.

/fao