En cinco días más se estaría acabando el “misterio” del lanzamiento del ex UDI José Antonio Kast Rist y su movimiento Acción Republicana para finalmente convertirse en un nuevo partido político, que le disputará espacios a la UDI y RN. El lunes iniciarán los trámites para constituir al “Partido Republicano” en al menos cuatro regiones: O’Higgins, Maule, Biobío (que tiene elecciones senatoriales el 2021) y la Araucanía.

Lo más probable -salvo novedades de última hora- es que el mismo Kast presida el colectivo. Y ya está claro que su secretario general será el abogado Jorge Barrera, quien renunció hace pocos días a la UDI. Éste colaboró en la formación de Acción Republicana, ayudó a Jacqueline van Rysselberghe en su campaña que la reeligió presidenta de ese mismo partido y fue asesor de la también senadora gremialista Ena Von Baer.

“Fui militante hasta hace muy poco y mi apoyo a la senadora fue porque si se elegía (Javier) Macaya como presidente, el único partido conservador que le trancaba la pelota al gobierno en materias que me interesaban iba a girar hacia el centro, iba a hacer concesiones que me parecían inaceptables. La única que podía trancar la pelota era Jacqueline van Rysselberghe y no me equivoqué en nada. Y después renuncié a la UDI”, comentó Barrera esta mañana en T13 Radio.

De momento, en el colectivo de Kast anticipan que su prioridad electoral será competir en las parlamentarias de 2021 más que en las municipales del próximo año. El ex UDI obtuvo 500 mil votos en la presidencial de 2017.

No ha pedido que renuncien, pero…

El inminente paso que están por dar Kast y sus huestes vuelve a encender la alarma en Chile Vamos, especialmente en el gremialismo y RN: si será o no a costa de una fuga de militantes, alcaldes y/o parlamentarios. Hechas ciertas consultas, hasta este mediodía al menos dos diputados ficharían en el nuevo partido: Ignacio Urrutia, quien ya renunció a la UDI en diciembre, y el RN Cristóbal Urruticoechea.

Éste último, aunque no explicó entre comillas qué hara, sí dijo hoy que “es una decisión positiva, porque permite que los adherentes de José Antonio Kast puedan tener un espacio donde discutir, debatir, proyectarse tanto en lo personal -en términos electorales- como respecto de una eventual candidatura presidencial. Fortalece, además, a Chile Vamos, porque permite comprometer a personas que no están participando hoy día activamente en política y que, por distintas razones, no se sienten identificados con alguno de los partidos que hoy día existen en la derecha”.

Aunque Kast ha tenido desde un comienzo la máxima de no pedir ni presionar a legisladores que renuncien a sus militancias, desde el año pasado que mantiene una relación estrecha con un grupo de diputados que adhieren a él sin haber dejado sus colectividades, generando tensión. La lista incluye a los RN Harry Jürgensen, Aracely Leuquén, Eduardo Durán, Miguel Mellado y Camila Flores, además del ex UDI (hoy en el comité RN) Pablo Prieto, algunos de quienes lo acompañaron en un encuentro con Jair Bolsonaro antes de que éste ganara la presidencia de Brasil.

Solo unos pocos se han sincerado esta mañana por adelantado, como Mellado: “Soy cercano a José Antonio, pero no seré parte de un eventual partido. Sigo siendo de RN y mi candidato del partido es Allamand porque trabajé con él en las primarias contra Longueira”. Por su parte, Jürgensen dijo que “si Acción Republicana se convierte en partido, lo celebro; a la derecha le hacen falta nuevos actores”.

UDI: “No vamos a tener mayores bajas”

De momento, en la UDI y RN no miran con entusiasmo lo que está ocurriendo. En la directiva del primer partido dicen con toda seguridad que no sufrirán fugas entre sus parlamentarios ni alcaldes -aunque sí entre militantes de base y en regiones como La Araucanía- y pidieron que el nuevo partido juegue dentro de la cancha del oficialismo y no por fuera. En RN han advertido que esto tiene el riesgo de dividir los votos de derecha en las próximas elecciones.

“En la UDI no vamos a tener mayores bajas, pueden haber algunas pero serán marginales. A mí no me gusta el pluripartidismo porque es más difícil generar acuerdos, pero si él logra formar un partido y lo hace, esperamos que si quiere sumarse a nuestra coalición de gobierno se sumen también a las reglas del juego: no puedes ser parte del gobierno y al mismo tiempo criticarlo. Y además tiene que someterse a las primarias de Chile Vamos”, declaró la presidenta gremialista Jacqueline van Rysselberghe.

En el colectivo sostienen que concejales como Carolina Cotapos (Las Condes, esposa de Manfredo Mayol) no descartaría renunciar para irse con Kast, y ponen un signo de interrogación en otros casos, como Cristián Araya (Vitacura). Pero la alcaldesa UDI Nora Cuevas (San Bernardo), que declara que “quiero y respeto mucho a José Antonio, soy su amiga”, asegura a pies juntillas que no renunciará a su partido. “Eso lo conversamos con él. Ganaría más si renunciara, pero donde te dan la oportunidad tienes que seguir hasta el final y pienso ir a la reelección. Tengo una lealtad con mi partido”.

Kast, quien fue diputado por la UDI entre 2002 y 2014, su secretario general entre 2012 y 2014 y dos veces postulante a la presidencia del mismo, mantiene vastas redes allí. También amigos históricos como el ex ministro Rodrigo Álvarez Zenteno y el ex diputado Arturo Squella. Este último trabajó por él para la primera vuelta de la pasada elección presidencial sin renunciar a la UDI, pero sí lo haría (hace muy poca vida partidaria) para fichar por el nuevo colectivo.

¿Se divide la votación de derecha?

En Chile Vamos miran esto con escepticismo. Aunque por un lado valoran que “se transparente” una decisión que viene rondando “hace meses”, por otro creen que podría generar efectos negativos para el oficialismo de cara a las próximas elecciones municipales y de gobernadores regionales. Así, un senador RN –que prefirió mantener su nombre en reserva- afirma “si José Antonio Kast levanta candidatos propios fuera de pacto, y eso genera una división en los votos del sector, vamos a terminar regalándole el triunfo a la oposición”.

¿Cómo resolver aquello? ¿Integrando al nuevo partido a Chile Vamos? En ese punto, las respuestas no son taxativas, pues el anuncio del Presidente Sebastián Piñera en torno a una rebaja en el número de parlamentarios –plantean fuentes del conglomerado- ya generó ruido en los cuatro partidos oficialistas, pues podría afectar la conformación del pacto para enfrentar las elecciones, sobre todo las parlamentarias.

“¿Cómo vamos a meter a cuatro partidos y con ley de cuotas?”, cuestiona un dirigente de RN. De hecho, este tema –comentan fuentes del sector- fue abordado en el comité político como una de las principales complejidades a la hora de enfrentar una reforma electoral como la que anunció Piñera.

Sobre este punto, la diputada y vicepresidenta de RN, Paulina Núñez, sostiene que “es muy pronto para tener una decisión respecto de si ellos deben estar dentro o fuera de Chile Vamos”. Pero, evidenciando los riesgos de “dividir los votos de la derecha”, la diputada advierte: “Si hay algo que nos permitió ser gobierno es actuar en unidad, y si hay algo que a la izquierda le hizo perder muchos alcaldes, parlamentarios y la propia Presidencia de la República fue la irrupción del Frente Amplio y, por tanto, dos fuerzas de izquierda compitiendo”.

/psg