Personal de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisex) de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a un hombre de 36 años sorprendido con dos adolescentes al interior de un motel en Santiago.

La captura se produjo por una orden de la Fiscalía Centro Norte luego que varias niñas denunciaran al individuo identificado como Miguel Ángel Bravo Ramos, de nacionalidad peruana, de acercarse en un camión a distintos colegios de la capital y ofrecer dinero y artículos tecnológicos para obtener favores sexuales.

La detención se produjo ayer cuando se obtuvo el dato de que esta persona recogería a una adolescente afuera de un establecimiento educacional, por lo que se realizó un seguimiento a distancia del móvil, cuyo destino era un motel capitalino.

Personal policial hizo ingreso al lugar y encontró en una habitación a Bravo, quien se encontraba semidesnudo, acompañado de dos menores de edad en ropa interior, por lo que fue detenido en flagrancia.

Tras la comprobación de antecedentes, se detectó que el detenido estaba prófugo de la justicia por una orden de detención pendiente por abuso sexual contra menor de 14 años.

El sujeto quedó en prisión preventiva por los 180 días que durará la investigación. Además, se indagará cuántas veces habría concretado el delito, aunque por el momento se manejan tres casos.

/carolina braun