Ya se cumplieron once días de las elecciones internas del Partido Socialista y aun el partido sigue en el proceso de conteo de votos, pese a que está claro que la primera mayoría la obtuvo la lista del actual timonel Álvaro Elizalde por sobre la opción que encabezaba la diputada Maya Fernández.

Los miembros del Tribunal Supremo de la colectividad y los apoderados de ambas listas en competencia se instalaron en estos días en una oficina en el tercer piso de la sede del partido en calle París. Ahí están repasando la votación y contrastando sus conteos preliminares con las actas físicas que están haciendo llegar los dirigentes del PS de todo el país.

Según el balance realizado hasta ayer -y que corroboran a La Tercera PM desde el Tribunal Supremo- de las 346 mesas escrutadas hay 165 con algún tipo de reparo. Consultado al respecto el presidente del TS, Pablo Velozo -quien materializaría su renuncia al término de este proceso- aseguró que la mayor parte de esos reparos responde a votos mal emitido por no marcar la preferencia de un hombre y una mujer, que era un requisito en esta elección.

El próximo lunes es el nuevo plazo autoimpuesto por el TS para entregar un balance definitivo de las elecciones internas que hasta ahora le dan a la lista de Elizalde una ventaja de 68% sobre 32% sobre la opción de la diputada Fernández.

Desde la lista de la parlamentaria sostienen que la alta tasa de reparos confirma la validez de las observaciones que han hecho al proceso. Sin embargo, el TS rechazó el lunes por unanimidad el requerimiento presentado por la disidencia para anular los escrutinios acusando vicios del proceso.

El conflicto ahora en el PS es por la aplicación de las cifras repartidoras que asegura cuotas de representación para mujeres, jóvenes o indígenas. No hay consenso para la aplicación de ese criterio. Y la disidencia acusa un cambio a última hora de los estatutos.

/psg