Fuera de la Copa América por un desgarro, Edson Puch se mantiene trabajando en Universidad Católica y desde la directiva de Cruzados han aprovechado dicha situación para enfocar las conversaciones con el iquiqueño.

La UC ya no hizo uso de la opción de compra preferente (de 1,8 millones de dólares aproximadamente, que venció a fines de mayo), por lo que la apuesta para seguir contando con Puch es ofrecerle mejores condiciones salariales y que se complete su préstamo hasta diciembre.

“Lo que hay hasta ahora es una negociación con Edson, en principio por su continuidad, para ver si podemos seguir contando con él, y después conversar con Pachuca”, explicó el gerente deportivo de Cruzados, José María Buljubasich.

Cabe recordar que Puch firmó un contrato a préstamo con la UC hasta diciembre de 2019, sin embargo dicho acuerdo contempla una cláusula de salida (que se activa en junio), a la que Pachuca y Comando pueden recurrir en caso de querer tomar una oferta de un club del extranjero.

Ante ello, el gerente deportivo cruzado estableció que “lo de Edson tiene plazos, hay que resolverlo durante el mes de junio. Seguramente todos haremos los mayores esfuerzos para poder llegar a un acuerdo, tanto nosotros como el jugador, porque tenemos entendido que Edson se quiere quedar”.

En San Carlos de Apoquindo creen que la voluntad de Puch puede ser fundamental. “Si estamos conversando es porque el jugador se quiere quedar y el club quiere que se quede, de lo contrario no habría ninguna conversación. Hay intereses, cada uno vela por sus propios intereses, pero eso no quiere decir que podamos llegar a un acuerdo”, afirmó el Tati Buljubasich.

/fao