Felipe Mora quiere volver a Universidad de Chile. El delantero que actualmente milita en Pumas no tuvo un buen semestre y el cuadro mexicano le indicó que está declarado como transferible.

Ante esto, el formado en Audax Italiano ve con buenos ojos la opción de regresar al cuadro universitario. ¿El problema? Su pase está avaluado en tres millones de dólares y tiene contrato vigente con el elenco felino.

Durante sus vacaciones, el goleador del equipo que alcanzó la última estrella de la U, con Guillermo Hoyos en el banco, asistió a ver al equipo, e incluso, estuvo en el Superclásico con Colo Colo, como un hincha más. 

En la ocasión, según cuentan en el CDA, directivos se acercaron al jugador para conocer su disposición. Y la respuesta del atacante de 25 años fue clara: Quiere volver, e incluso, está dispuesto a tener una rebaja en su sueldo. 

Así, los dirigentes azules comenzaron a negociar con sus pares mexicanos con el objetivo de conseguir un préstamo, por lo menos, hasta final de año. El mismo jugador estaría pujando para que el club dueño de su pase acceda a cederlo, considerando que con una buena campaña se puede revalorizar.

El diálogo se mantiene y en la U no pierden las esperanzas de contar con una de las mejores contrataciones que ha tenido en los últimos años, aunque también son conscientes de que puede aparecer otro club mexicano con una oferta que sería inalcanzable.

Cabe destacar que hace unas semanas, el nombre de Mora también circuló en el Estadio Monumental, pero pensando en el próximo año, como reemplazo de Esteban Paredes. Sin embargo, el artillero no aceptaría llegar a Macul por su cercanía con la U. 

/fao