La selección chilena se despidió ante su publico en La Portada de La Serena, donde consiguió la victoria ante un veloz equipo de Haití.

El combinado centroamericano aprovechó las licencias que dejo Chile en defensa para concretar de buena forma la única oportunidad de gol en el primer tiempo.

A los 26′ minutos Frantzdy Pierrot definió en área chica, posterior a un centro calculado de Arcus Carlens que dejó sin ninguna opción de contener al portero Brayan Cortés.

El partido careció de intensidad en los metros finales y los nacionales basaron su fútbol más en la tenencia del balón que en la profundidad en las cercanías del área rival.

Una vez finalizada la primera parte Reinaldo Rueda pensó varios cambios en el esquema de cara al complemento, siendo importantes las modificaciones de portero, donde Arias reemplazo a Cortes; en la defensa,  Paulo Diaz ingresó por Maripan y en el mediocampo destacó la entrada en juego de Erick Pulgar por un desaparecido Pavéz.

Quizás el cambio más significativo antes de comenzar el periodo final fue el de Nicolás Castillo, quien salió reemplazado por Pablo Hernández.

El Nico no estuvo a la altura y ni siquiera ha respondido a las expectativas, siendo impreciso a la hora de definir ante el portero John Placide, ganando temprano su salida del once titular.

Eduardo Vargas empató el partido a los 69′ minutos y un par de minutos más tarde José Fuenzalida aumentó las cifras.

Chile debe viajar a Brasil para disputar la fase de grupos en Copa América. Sus rivales no serán para nada fáciles de vencer. Tiene que enfrentar a Uruguay y Ecuador después de debutar el 17 de junio en Sao Paulo con Japón.

/fao