Tras el dato del IPC de mayo, que aumentó un 0,6% y se ubicó por sobre las expectativas del mercado, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, explicó que la subida se dio por el alza en los precios de energía.

“La razón del 0,6% es un alza de más de 4% en la energía que se debe fundamentalmente a la revisión de los precios de generación que ocurre por ley”, dijo el titular de la cartera desde La Vega.

En ese sentido, detalló que “hay que ajustar estos precios de acuerdo a diferentes parámetros, uno de ellos es el tipo de cambio, otro son los contratos y por tanto es algo que no se puede dejar de hacer”.

Así, aseguró que “esa es la gran razón de este incremento”, pero destacó que es algo “absolutamente puntual”.

A pesar del aumento en el sector electricidad, Larraín eligió dar el punto de prensa en el mercado de La Vega Central porque “la buena noticia es que los alimentos crecieron cero y que las frutas y verduras cayeron más de 2%” en mayo.

Enfatizó que “aquí han caído las naranjas, los limones, las manzanas, las paltas, las peras, la lechuga y la papa”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, destacó que pese a haber tenido el otoño más seco en 60 años, la producción de la temporada 2018-2019 fue muy buena y “estamos bien abastecidos”.

La meta del Banco Central

Respecto a la inflación, el ministro de Hacienda dijo que “con este IPC la inflación a doce meses está en 2,3%, eso significa que estamos plenamente dentro del rango del Banco Central, es una buena noticia que tengamos los alimentos creciendo cero y muchos productos cayendo”.

En esa línea, Larraín recordó que “la meta del Banco Central (a doce meses) es de 3%, o sea estamos en la parte baja del rango de la meta y nosotros esperamos que nos mantengamos todavía por un tiempo por debajo de ese 3%”.

Consultado por sus expectativas respecto a la decisión de política monetaria del ente rector -que será publicada este viernes a las 18:00 horas-, el ministro optó por no comentar lo que “le gustaría” que se decidiera.

De todas formas, durante la semana, Larraín comentó abiertamente que sí ve espacios para una reducción en la Tasa de Política Monetaria, la cual se encuentra en 3%.

/psg