La economía de EE.UU. agregó solo 75.000 empleos en mayo, una cifra sorprendentemente baja que estuvo muy por debajo de lo que los expertos habían pronosticado.

Mientras tanto, la tasa de desempleo se mantuvo en 3,6%, lo que significa que el desempleo todavía está cerca de un mínimo de medio siglo.

El informe respalda las sospechas de que el mercado laboral finalmente se está desacelerando de su ritmo vertiginoso en 2018. Los empleadores han agregado 164.000 empleos por mes en promedio en 2019, en comparación con 223.000 empleos por mes el año pasado.

¿Se mantendrá el desempleo en Estados Unidos en su histórico nivel bajo en cinco décadas?

Aun así, los economistas esperaban que se agregaran 185.000 empleos en mayo, por lo que 75.000 no alcanzaron esas expectativas.

La proporción de personas que tienen trabajos o los buscan sigue siendo la misma, lo que sugiere que el bajo número puede deberse a la dificultad de encontrar trabajadores después de 104 meses de creación continua de empleos. La proporción de personas que no pueden encontrar suficientes horas o dejó de buscar trabajo porque no pudieron encontrar un trabajo disminuyó a 7,1%, acercándose al nivel más bajo registrado, 6,8% en octubre de 2000.

El crecimiento salarial también se desaceleró ligeramente. Las ganancias promedio por hora aumentaron un 3,1% respecto al año anterior, en comparación con una tasa del 3,2% del mes anterior.

/gap