Con una nueva polémica terminó la reunión de estudio bíblico en la Catedral Evangélica de Santiago.

En la ocasión los feligreses rechazaron de manera mayoritaria el nuevo liderazgo asumido por el diácono Luis González, ya que es considerado como la mano derecha del ex obispo Eduardo Durán

Esta situación llevó a que durante la jornada de estudio bíblico, en la sede se Jotabeche,se haya generado una pelea a combos e insultos, luego que los recurrentes de la congregación demostraran su negativa frente al nombramiento de González.

Según se dijo, al interior de la Iglesia Evangélica no se quiere a ningún antiguo oficial en el nuevo directorio, por lo que miran la figura de Luis González con mucha desconfianza ya que es considerado  de ser el responsable por años de ocultar las acciones del destituido obispo.

/gap