Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y número dos del régimen de Nicolás Maduro, se fue de fiesta. De hecho, fueron dos días de celebración en el matrimonio de su hija, evento que implicó desembolsar varios millones.

Pese a que actualmente existe una crisis humanitaria en el país producto del desabastecimiento, Cabello gastó 16 millones de dólares en la ceremonia de su hija Daniela, quien se casó con el cantante Omar Acedo en el archipiélago de Los Roques, a 160 kilómetros de Caracas.

Según la denuncia del ex general Carlos Peñazola, a la fiesta asistieron distintos chavistas, entre ellos Rosinés Chávez, la hija menor de Hugo Chávez, quien viajó desde Francia para ser testigo junto a su novio cubano.

Se estima que más de 4 millones de venezolanos se han ido del país desde que comenzó la crisis cuando asumió la presidencia Nicolás Maduro en 2013.

/gap