Fue tras una hora y 29 minutos de discurso. En ese momento el Presidente Sebastián Piñera despejó las dudas sobre una eventual salida del gabinete del ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Tras el caso Catrillanca y la polémica generada en las investigaciones de posibles irregularidades en la fiscalía de la Región de O’Higgins, que incluyó una comunicación de 2017 entre Chadwick y el alcalde de Rancagua para apoyar al persecutor Emiliano Arias, los bonos del jefe de gabinete parecían venir a la baja. Pero la Cuenta Pública que el Mandatario realizó el 1 de junio aclaró esta y otras dudas que se había  instalado en el ambiente político.

Fue así que en su discurso el Jefe de Estado envió señales claras, más allá de sus anuncios en infraestructura y la búsqueda de diálogos.

Cuando quedaba algo más de media hora de alocución, el Presidente abordó «la calidad de la democracia, de las instituciones y la modernización del Estado». En ese contexto anunció un sexto Acuerdo Nacional, tal como los lanzados a comienzos de su gobierno. Esta vez dijo: «Quiero convocar hoy día a todos los parlamentarios y a todos nuestros compatriotas a un gran Acuerdo Nacional amplio y transversal, para liderar, a través del Ministro del Interior, un esfuerzo que mejore y fortalezca la calidad de nuestra política y de nuestras instituciones republicanas».

Si bien en el texto escrito decía «a cargo del Ministerio del Interior», en sus palabras, Piñera se preocupó de singularizar la responsabilidad  y dijo «el ministro». Con esto lo empoderó y reafirmó la confianza con Chadwick,  hacia uno de sus ministros más cercanos.

Y el ministro tomó la posta de inmediato. En una semana se reunió con el presidente del Senado, Jaime Quintana, y de la Cámara, Iván Flores;  con el contralor Jorge Bermúdez, y con el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito. Además, comenzó con una ronda de encuentros con los partidos políticos. Ya sostuvo uno con el PPD y se agenda otros para los próximos días.

Piñera baja la proyección de crecimiento de 3,5% a 3% y le da aire a Felipe Larraín

Otras de las señales hacia su gabinete apuntó directo al ministro de Hacienda, Felipe Larraín. En medio de un escenario donde las cifras no han acompañado las expectativas económicas que el gobierno se había impuesto para este año, las miradas se centraban cada vez más en el jefe de las finanzas públicas.

El PIB del primer trimestre de 1,6% y el Imacec de 1,9 de marzo -conocido en mayo- fueron algunas de las preocupantes cifras previas a la Cuenta Pública. Mientras expertos bajaban las expectativas de crecimiento a algo más de 3%, el Presidente Piñera ajustó las propias proyecciones del gobierno. Y lo hizo en su discurso: «Estoy convencido que, con la unidad y contribución de todos los chilenos, este año nuestro país seguirá creciendo entre 3% y 3,5%, liderando a América Latina y superando nuevamente al mundo». 

De esta forma le quitó presión a su ministro de Hacienda. Y no solo con eso. También habló del contexto internacional como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el estancamiento de América Latina, el bajo precio del cobre.

Con este nuevo marco en las finanzas, esta semana Larraín -como en su área lo hizo Chadawick- se desplegó explicando cifras. Pero su punto alto fue el anuncio que dio el miércoles. Acompañado por el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, lanzó un plan de aceleración de inversiones por US$1.382 millones en concesiones y obras públicas tradicionales.

Ministerio de Hacienda Chile

@Min_Hacienda

‼️ 👍 Ministro @Min_Hacienda, @felipelarrain, junto a titular @mop_chile, @jafontaine, anuncia medidas de aceleración de obras de infraestructura pública: “Estamos viendo una recuperación de la economía, pero puede crecer más. Queremos apoyar a la economía”. 🇨🇱 💪

Ver los otros Tweets de Ministerio de Hacienda Chile

«Este anuncio de aceleración de obras de infraestructura permitirá mejorar las condiciones de vida de millones de chilenos en diversas dimensiones, al tiempo que creará más y mejores empleos formales y permitirá fortalecer la productividad y competitividad de nuestro país, con un apego estricto a los compromisos fiscales que hemos asumido en el gobierno», dijo Larraín durante el anuncio que se hizo en Hacienda y no en el MOP.

/gap