El candidato presidencial de RN, Mario Desbordes, se refirió este lunes a la compleja situación migratoria que se vive en el norte del país, criticando la expulsión de cientos de venezolanos que ingresaron ilegalmente al país y haciendo un mea culpa sobre el rol que jugó el Gobierno y Chile Vamos en la invitación que hicieron a esos refugiados.

En entrevista con Radio Universo, el ex ministro señaló que “a mí no me gustó la imagen del overol blanco, se lo digo derechamente porque no son delincuentes tengo entendido la mayoría de las personas, (no) cometió delito en términos tradicionales más allá de entrar ilegalmente que es un delito”.

“Es una cuestión que es incómoda en Chile Vamos, porque nosotros les dijimos a los venezolanos ‘vengan, yo le ofrezco la Visa de Responsabilidad Democrática, entendemos lo que están viviendo’. No sólo en Cúcuta, antes también y estábamos todos de acuerdo”, añadió.

En esa línea, recordó que “los presidentes de partido dijimos que hay una dictadura sangrienta y les fuimos a decir ‘vengan a Chile que los vamos a recibir’. Fue un mensaje explícito, entonces de repente decir mire ahora ya no”.

“Por otro lado, ¿Cuánto cuesta sacar 30 mil personas en avión? Creo que sale más barato, no sé, recibirlos y darles otra condición, no sé, hay que sacar esa cuenta y hay que hacer ese análisis. No es algo que deba resolver solo el gobierno, es un tema de Estado y de la sociedad chilena”, afirmó.

Consultado sobre si al oficialismo le falta un mea culpa sobre el tema, advirtió que “o reconocemos que nos equivocamos o asumimos lo que ofrecimos, esas son las dos posibilidades. A mí me cuesta, de verdad no tengo mucha cara cuando me han llamado nuestros amigos disidentes de la oposición venezolana”.

“Ellos me dicen qué pasó, usted mandó el mensaje, los miles que partieron en avión los recibió, llegaron los mejor profesionales y los recibieron felices. Y ahora que va llegando el pueblo porque llega a pata, caminando. ¿Qué es lo que está pasando? ¿Me los va a echar?”, sostuvo.

En ese sentido, comentó que es “complicado, difícil, primero tenemos que hacer un mea culpa y reconocer que nosotros los invitamos, a los venezolanos. Fue una decisión de todos en Chile Vamos, no sólo del Presidente”.

En cuanto a qué definición tiene sobre este tema como candidato a La Moneda, indicó que “ojalá los pudiéramos recibir a todos, ojalá. El punto es que uno tiene que definir hasta qué minuto uno puede recibir gente. Tenemos cerrada la frontera terrestre, pero no le ponemos problema al que llega por avión, entonces al que tiene plata lo recibimos y al que no, no lo recibimos, no me cuadra mucho eso”.

“Y lo otro, me duele un poco la guata, me han llamado dirigentes de la disidencia venezolana muy consternados y los entiendo, no tengo cómo responderles cuando dicen mire si ustedes nos invitaron, nos dijeron visa especial, les abrimos las puertas”, concluyó.

/psg