Sorpresiva. De esa forma, el banco de inversión estadounidense JP Morgan calificó el recorte de 50 puntos base que aplicó el Banco Central de Chile (BCCh) en su tasa de política monetaria, el viernes pasado.

Así, la tasa de referencia quedó en 2,5%. Sin embargo, en un informe remitido a clientes, explicó que “la decisión llegó a ser una sorpresa por el momento, no por el tamaño del impulso monetario”.

Añadió que la decisión rápida es “atípica” considerando la función de reacción histórica que ha tenido el instituto emisor, que generalmente proporciona una orientación hacia el futuro que lleva al mercado a fijar el precio antes de las acciones de la política.

También indicó que, a su juicio, el consejo aplicó de forma unánime un mayor impulso monetario debido a la revisión más alta del crecimiento potencial y tendencial, de 25 puntos base en cada caso, lo que generó una mayor holgura de la que tenía antes. En efecto, para el periodo 2019-2028 el consejo ahora estima un crecimiento del PIB tendencial de 3,25%-3,75% y un crecimiento potencial de 3,4% para 2019-2021.

¿Será suficiente?

“Por un lado, pedimos 50 pb en flexibilización monetaria, pero para el cuarto trimestre de 2019. Por lo tanto, la reacción política rápida debe limitar el riesgo a la baja en nuestras proyecciones de crecimiento del PIB y de la inflación”, indicó JP Morgan en su reporte.

En ese contexto, remarcó que el impacto de la inmigración en el crecimiento de 2020 y 2021 todavía no está claro, donde son menos constructivos en los factores externos de lo que parece ser el escenario de caso base del Banco Central.

Profundizó que en esta materia el ente rector reconoce que en el futuro será clave la forma en que el mercado laboral absorba el fuerte flujo migratorio, así como también la respuesta de la inversión.

En paralelo, respecto a los desarrollos externos, la entidad financiera dijo que son menos constructivos, por lo que estiman un crecimiento menor al del caso base del BCCh. Su proyección apunta a una expansión de 3,1% para 2019 y de 2,9% para el próximo año.

“Si tenemos razón, la brecha del producto no se cerraría en el segundo semestre de 2019 o 2020, lo que debería llevar a una mayor flexibilización monetaria en el segundo semestre de 2019. Por lo tanto, esperamos al menos otro recorte de la tasa de política en el cuarto trimestre de 2019 de 25 puntos base”, afirmó.

/psg