Este lunes la Corte Suprema anunció cambios a corto plazo en el sistema de nombramiento de jueces y ministros dentro del Poder Judicial en busca de aumentar la objetividad.

Así lo confirmó el vocero del Máximo Tribunal, Lamberto Cisternas, quien indicó que “se ha dispuesto que los procesos de selección sean anónimos”, buscando igualdad y “la mayor inclusión posible”.

“Se dispuso una serie de medidas concretas para que estos sistemas de nombramiento avancen cada vez más hacia la objetividad y dejar de lado la discrecionalidad“, partió comentando el portavoz de la Corte, añadiendo que el actual sistema es muy general y no cumple con esos principios.

De acuerdo a lo indicado por Cisternas, la Corte adoptó estas medidas producto de que en la actualidad “no existen disposiciones legales claras y precisas sobre esta materia”, agregando que “mientras no se reforme el sistema por la vía legal, la Corte avanza en la dictación de autos acordados que mejoren el sistema de objetividad”.

En concreto, el vocero del Máximo Tribunal explicó que a partir de lo resuelto, los procesos de selección serán anónimos, es decir, los concursos serán ciegos y “se guiarán conforme a criterios que impidan conocer la identidad de los participantes”.

Asimismo, se implementará un sistema que permitirá ir evaluando constantemente a los jueces que decidan postular a un cargo superior.

“Las pruebas para los concursos respecto del escalafón primario serán preparadas por la academia judicial y para los otros escalafones por la corporación administrativa”, detalló Cisternas.

En paralelo, se anunció que obligatoriamente se realizará una audiencia pública para las postulaciones correspondientes al escalafón primario, o sea, para jueces y ministros.

/psg