Esta mañana se realizó en dependencias de la Intendencia Metropolitana una reunión multisectorial, en la que participaron estudiantes, el rector, la defensora de la Niñez, Carabineros, la propia autoridad regional y el alcalde de Santiago.

A la misma hora los estudiantes se tomaban el establecimiento, luego de la decisión que tomaron las bases el viernes pasado.

Luego de la cita, Felipe Alessandri indicó que “no podemos descartar ningún desalojo, porque es un mandato legal”.

El alcalde precisó que el municipio debe responder ante la toma solicitando el desalojo “y nosotros vamos, frente a esto, esperar que el centro de alumnos lleve el mensaje, ver qué resuelven y ahí nosotros actuar según el marco legal”.

“Como sostenedores tenemos el deber legal de asegurar el servicio educativo. Por lo tanto, existe la disposición, las ganas de trabajar, las ganas mejorar, pero para eso no podemos tener el colegio tomado”, sentenció.

Tras la cita, los representantes de los estudiantes indicaron que durante la tarde se dará a conocer a las bases las resoluciones de la reunión con las autoridades, y determinar si la toma se mantiene.

/psg