El volante trasandino de 32 años conversa con la directiva de Cruzados S.A.D.P. para renovar su contrato de cara al segundo semestre y se siente cómodo en el equipo de Las Condes.

Sin embargo hace no mucho tiempo el jugador pasó momentos complicados, criticado principalmente por el supuesto encontrón que tuvo con el español Beñat San José, quien fuera entrenador de la UC en la consecución del último titulo.

En conversación con La Tercera el volante se sinceró sobre este y otros temas que incluso se relacionan a Universidad de Chile.

¿Tuvo una oferta de la U a principios de año?

No sé si una oferta. Sé que hablaron los clubes y, lógicamente, que Católica me mostró su interés para que yo siga acá. Como te digo, estoy feliz y contento. Después tenían un técnico argentino, Kudelka, que me conocía y ha dialogado conmigo en el sentido de querer contar solamente conmigo. Ya después que hablen los clubes.

¿Lo llamó Kudelka?

Sí, sí. Kudelka me llamó para contarme cuál era el proyecto y saber cuál era mi idea, pero le dije que estaba muy a gusto acá, que estaba encantado, que me parecía imposible poder salir de acá, porque estaba a gusto, sinceramente. Me comentó que quería hacer el intento igual, que iba a pelearla, que iba a hablar con el club, pero le dije que no iba a hacer ningún esfuerzo, porque estaba muy cómodo acá. Después hablaron los clubes, porque uno tiene que darle la posibilidad a Católica para que decida también. No sé qué ofreció la U. En ese sentido, uno queda un poco al margen y deja que todo vaya por los caminos que tiene que ir. Hablaron entre los clubes y no se llegó a ningún acuerdo, porque Católica quería contar conmigo. Eso también reconforta, porque al club le gusta que uno que esté acá y eso ratifica -volvemos al principio de la charla- que el club sí estaba a gusto conmigo.

Termina contrato a fin de año, ¿quiere renovar?

Sí, sí, sin duda. Tengo una tranquilidad muy importante acá. Le agradezco al club las ganas de querer que siga. Eso es reconfortante, pero no me gusta presionar al club; si realmente quiere que siga, que se sienta cómodo, bien y a gusto conmigo, para que tome una decisión acorde a lo que yo le puedo entregar, y no quizás presionar en algún sentido, o con alguna declaración. Si quiere que siga, que sea por el trabajo, la seriedad, por cómo me desenvuelvo en la cancha. No me gustaría que sea por una presión de los hinchas, o que sea forzado, quiero que sea natural.

¿Su renovación está avanzada?

Estamos charlando. Es una tranquilidad para mí que el club quiera alargar el vínculo. Ya llevo casi dos años. Estoy muy agradecido.

Y si quedara libre a fin de año, ¿ficharía en la U?

No, acá estoy bien. El club tiene intenciones de contar conmigo para el año que viene, ya me lo ha propuesto y sinceramente no tengo por qué pensar así, no tengo que pensar en eso, te digo me siento bien, me siento cómodo, me siento identificado. El club me ha tratado bien en momentos muy difíciles que me ha tocado vivir incluso se ha comportado bien y yo eso la verdad que lo respeto y valoro mucho.