Las regiones del sur del país continúan preocupando a la autoridad sanitaria, debido a que se ha registrado un aumento de casos que ha desencadenado en que algunas comunas deban retroceder a cuarentena. El crecimiento de casos de contagios, ha sido incluso más notorio que en regiones como la Metropolitana, donde pese a que se ha desconfinado gradualmente, la positividad se mantiene en 3%.

El jueves, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, confirmó este diagnóstico, señalando que “hoy día tenemos comunas, principalmente regiones, las del sur, donde vemos que el número de casos ha ido aumentando, particularmente Biobío, La Araucanía y Los Ríos están en una situación de aumento de casos y de la positividad en la última semana”.

La situación de Coyhaique y Valdivia Llama particularmente la atención el caso de Los Ríos, con Valdivia y Futrono, pero también el de Aysén, que si bien no fue mencionado en el balance, sí estuvo con una compleja situación en Coyhaique, que recién el jueves 12 de noviembre logró pasar a Transición, luego de casi siete semanas en cuarentena, iniciada el 25 de septiembre.

En total, esa comuna alcanzó a estar 79 días (2 meses y 17 días) en “Apertura Inicial” -pese a que aún no se lanzaba oficialmente el Plan Paso a Paso del Gobierno-, antes de retroceder a cuarentena. Ambas regiones fueron las primeras en entrar en un “desconfinamiento gradual” el pasado 8 de julio, cuando la pandemia recién llevaba 5 meses en el país.

En concreto, se levantaron 5 de las 22 restricciones que regían para todo el territorio, permitiendo, entre otras libertades, que los restoranes, cafés, cines y teatros podrían operar con hasta el 25% de su capacidad.

La medida generó alivio entre los comerciantes, pero en pleno julio y peak de la pandemia, también habían sus preocupaciones. Para el alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala (PS), ingresar a cuarentena fue una mezcla de factores: “la gente se relajó, se entendió como una vuelta a la normalidad cuando se abrieron los restaurantes, los cafés, los pubs. Creo que el desconfinamiento fue una mala decisión, fuimos conejillos de indias”, dijo a Cooperativa a fines de septiembre.

En Los Ríos, en la comuna de Valdivia también se marcó este retroceso desde la “Apertura Inicial” hacia la cuarentena, iniciada el pasado 7 de noviembre. Eso sí, no fue tan abrupto como en Coyhaique, puesto que el 3 de octubre habían retrocedido a Transición, por lo tanto tardaron 87 días (o 2 meses y 23 días) en cambiar de fase 4 a fase 2. En esa oportunidad, el alcalde Omar Sabat, se sumó a las palabras de Huala, y sostuvo que “la medida de desconfinamiento fue apresurada”.

Santiago quedará sin comunas en cuarentena

El 15 de mayo fue el anuncio de la “megacuarentena” para la Región Metropolitana. Desde entonces, decenas de comunas han estado cambiado de fase en el Plan Paso a Paso. Ya el 28 de septiembre se vivió el “súper lunes” en la Región Metropolitana, con el 97% en desconfinamiento, quedando sólo dos comunas en cuarentena total: Paine y Renca. El jueves recién pasado, hubo nuevos anuncios, y pese a que varias comunas han cambiado de fase -avanzando y retrocediendo-, desde el lunes 16 de noviembre no quedará ninguna en cuarentena en toda la RM. Expertos analizaron los factos que implicaron el retroceso en Coyhaique y Valdivia, y lo ponen en perspectiva frente a la situación de la Región Metropolitana. ¿Podría repetirse este “rebrote” del sur?

“Va a pasar lo mismo si no se toman las medidas adecuadas”

“Hay que insistir en mejorar, por una parte, la adherencia de todas las recomendaciones por parte de la población y, por otra, una serie de indicadores que dependen de la autoridad sanitaria”, señala el epidemiólogo e infectólogo de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Cruz.

Por eso destalla que es clave también analizar las cifras que arroja el reciente reporte de la Estrategia de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento (TTA). Por ejemplo, en el sur “casi todas las regiones están alrededor de 10%” en cuanto a la positividad, excepto Aysén que actualmente llega al 3%. ¿Cuál es la relevancia entonces de la positividad?, “que el testeo se está haciendo de forma adecuada, tanto por búsqueda activa de casos (BAC) como de asintomáticos”, dice Cruz.

Por ejemplo, en la Región Metropolitana, “más del 83% están encontrando los casos activos, pero en algunas regiones del sur, oscilan entre el 40% y 50%. Se están escapando entonces muchos contactos estrechos, y ellos pueden contagiar a otros”. Esto último, sería parte de lo que diferencia lo que ocurrió en el sur, con lo que está pasando en la RM luego del desconfinamiento.

“Los datos son los datos (…) el testeo es adecuado, con una positividad menor a un 5%, en comparación a estas regiones que tienen una positividad mayor”.

/gap