Chile debutó con una derrota en el Mundial femenino. El conjunto que dirige José Letelier dio una dura batalla, pero no pudo mantener la concentración hasta el final del partido, que terminó 2-0 en favor de Suecia.

Después del encuentro, el entrenador del representativo chileno valoró la actitud de sus futbolistas y lamentó no haber podido mantener la solidez defensiva hasta el pitazo final para haber cerrado, al menos, un empate.

“Quisimos contrarrestar a Suecia. Nos defendimos de buena manera, pero cometimos errores al final”, dijo el director técnico. “El esfuerzo que hicieron las chicas fue máximo, notable. Todas las jugadoras se entregaron por entero”, comentó también.

“Me quedo con la entrega de las jugadoras. Mantuvimos el orden durante gran parte del juego, pero jugar a este nivel no es fácil. Suecia es un equipo muy fuerte físicamente”, explico de igual forma Letelier, post partido tras diálogo con Chilevisión.

Por Ignacio Soto Bascuñán