El ministro de Justicia, Jaime Campos, se refirió a la situación de los prisioneros enfermos y los indultos y dijo que hay un error en la percepción respecto del beneficio, pues “los indultos no los firma la Presidenta de la República. Los indultos los firmo yo”.

Los dichos de Campos fueron en respuesta a las declaraciones, al mismo medio, del hijo del ex suboficial de Carabineros, Pedro Vivian Guaita, quien al momento de su muerte en el Hospital Dipreca, se encontraba cumpliendo condena de seis años en Punta Peuco por el secuestro calificado del dirigente comunista, Pedro Acevedo. Según la familia Vivian Guaita había solicitado el indulto, pero le había sido negado.

El ministro sostuvo que los abogados defensores cometen un error al recurrir al indulto como camino para liberar a prisioneros que padecen enfermedades mentales y que la ley permite que un juez, previo análisis de los argumentos del fiscal y la defensa, resuelva que la condena no se ejecutará en privación de libertad, en casos de enajenación mental.

Respecto de los casos de enfermedades terminales, Campos agregó que tal situación no tiene una regulación específica y que “lo que yo he planteado es que la ley debería regular esta situación, pues bien, como la ley no regula, los abogados recurren al indulto presidencial que está pensado para otras situaciones”.

El ministro abordó los recientes indultos solicitados por prisioneros de Punta Peuco y dijo que “no cuadra el pulso con la orina”. En el caso de Vivian Guaita leyó los antecedentes que recibió de Gendarmería: “Don Pedro Eduardo Vivian Guaita, abdomen agudo, observación, perforación intestinal, pronóstico reservado con manejo conservador”.

“¿Usted puede concluir que este hombre se estaba muriendo? Más allá de que debió haber recurrido al juez; no a mí.

/gap