Durante la tarde de este martes, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), ex Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), confirmó que se produjo una nueva filtración de datos de tarjetas, que en esta ocasión afectó a 41 mil clientes.

A través de un comunicado, la entidad señaló que el incidente involucró a 41.593 tarjetas de crédito y débito de emisores bancarios y no bancarios.

Asimismo, el organismo precisó que el hecho afectó a 13 instituciones, que siguiendo los protocolos, “procedieron a bloquear preventivamente las tarjetas y a comunicarse con los clientes afectados”.

“La Comisión para el Mercado Financiero continúa monitoreando la situación y supervisando que se adopten todas las medidas necesarias para resguardar a los clientes”, dice el comunicado dado a conocer durante esta tarde.

/psg