Un insólito caso se registró en Rusia, donde a un niño le faltaba una muela en su boca, la cual le fue hallada dentro de uno de sus testículos, a raíz de una extraña condición médica.

Lo que sufría el pequeño de 13 años es un tumor teratoideo que se había originado antes de su nacimiento debido a una falla de las células madres.

De acuerdo con un comunicado del Hospital Infantil de Morozov citado por Daily Mail, se trató de un “proceso genético durante el período prenatal”. En este sentido, explicaron: “El diente era el segundo molar, o el séptimo en la mandíbula superior”.

La cuestión es que al joven le realizaron estudios, y uno de ellos reveló algo dentro del testículo que parecía ser un cálculo renal, por lo que fue sometido a una cirugía que arrojó que el séptimo diente real, un molar que le faltaba en la boca, estaba creciendo dentro del testículo.

La operación, “una de las más raras” según los médicos, fue exitosa y el niño goza de buena salud y no tendrá problemas para tener hijos cuando sea más grande. “Fue un caso verdaderamente único”, coincidieron los expertos.

/psg