Estados Unidos arrolló 13-0 a Tailandia y ratificó el por qué es el principal candidato a quedarse con el título del Mundial Femenino que se está disputando en Francia.

Una victoria, que pese a ser el resultado más abultado en este tipo de citas, no llamó la atención. Pero el exagerado triunfo sí molestó a una ex seleccionada de Canadá, quien lanzó duras críticas a las jugadoras norteamericanas por celebrar incluso los últimos tantos ante las asiáticas.

“Para mí fue una falta de respeto, una desgracia”, aseguró Kaylyn Kyle, leyenda del fútbol canadiense que disputó su última Copa del Mundo como local en 2015.

La volante de 30 años, que juega en el Orlando Pride de EE.UU, agregó que “Jugamos contra Estados Unidos con una goleadora como Christine Sinclair, que hizo tres goles, y nunca la viste contando los goles con la mano. Me saco el sombrero por las tailandesas, que siguieron con la frente en alto”.

Cuestionamientos que las norteamericanas no tomaron en cuenta, ya que según ellas, nunca le faltaron el respeto a Tailandia.

“Fue sorprendente, derramé lágrimas viéndolas. Se confirmó por qué las elegimos (…) si mentalmente están en un buen lugar, es un gran paso”, precisó la DT de las candidatas, Jill Ellis.

Estados Unidos será el próximo rival de La Roja el domingo a partir de las 12 horas.