El fiscal Sergio Moya, quien denunció a su superior jerárquico Emiliano Arias, fue suspendido de funciones en el Ministerio Público.

Lo anterior en el marco de una investigación administrativa en su contra, luego que se encontrara en su hogar evidencia recopilada -que debía ser remitida al fiscal Héctor Robles- por presunta corrupción en contra de tres ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

En detalle, en esa ocasión la Policía de Investigaciones incautó las copias forenses de los computadores de los jueces Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez, además de teléfonos móviles de abogados de la comuna.

Al respecto, el fiscal nacional Jorge Abbott precisó que “se abrió un sumario respecto de un tema de custodia de especies. El fiscal moya actualmente está suspendido. Está de vacaciones, pero el fiscal a cargo de la investigación administrativa procedió a suspenderlo”.

La sanción a Moya se suma a la del fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, quien desde el 6 de mayo se encuentra suspendido. Sobre él hay una investigación en el ámbito penal, liderada por Eugenio Campos, por denuncias de subalternos por obstrucción a la investigación, violación de secreto y tráfico de influencias.

/psg