Con discusión inmediata, el Gobierno ingresó ayer al Congreso el proyecto de reforma constitucional con la que busca la realización en dos días de las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y convencionales programadas para abril.

De esta forma, el proyecto elaborado por La Moneda apunta a que dichos comicios se efectúen el sábado 10 y domingo 11 de abril, esto debido a la complejidad de la votación con cuatro elecciones y para evitar la exposición de las personas por tiempos prolongados en medio de la pandemia por el coronavirus.

La iniciativa contempla que los vocales de meses se mantengan durante las dos jornadas, pero considera un aumento en el bono que se les entrega a 30 mil pesos por día. A la vez que se entregan nuevas atribuciones al Servel para organizar el proceso.

“Cuatro elecciones de gran envergadura y que involucran a un gran número de candidatos y candidatas, como son las Convencionales Constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, quedaron para un mismo día, el domingo 11 de abril”, se advierte en el texto.

Asimismo, se argumenta que se trata de “una medida sanitaria para resguardar la salud de los participantes del proceso eleccionario”, en medio de la pandemia por covid-19. Al mismo tiempo que destacan que es “una medida necesaria para fomentar la participación electoral”.

Contenido del proyecto

La iniciativa propone en concreto la “aplicación en dos días” de la votación, con el objetivo de que éstas se lleven a cabo el sábado 10 y domingo 11 de abril.

Con esto, se extiende además la convocatoria a la elección de Convencionales Constituyentes, realizada por el Presidente Sebastián Piñera, mediante decreto supremo exento para los días 10 y 11 de abril.

En tercer lugar, se plantean “reglas especiales” para la realización de estos comicios y “nuevas facultades” para el Servicio Electoral (Servel), el cual está encargado de organizar el proceso.

De esta forma, se establece que el Servel deberá dictar las “normas e instrucciones” necesarias para el desarrollo de estas elecciones. Esto en relación a la constitución de las mesas receptoras de sufragios y la determinación de horarios exclusivos o preferentes de votación, como ocurrió en el Plebiscito para los adultos mayores.

Junto a esto, deberán dictar normas sobre “el sellado de urnas del día 10 de abril, así como la reapertura de la votación el día 11 de abril, custodia de las urnas y de los útiles electorales y orden del escrutinio”.

Además, se establece que las personas que sean desginadas como vocales de mesas, deberán desempeñar sus funciones los dos días.

Quienes sean vocales de mesas recibirán un bono de $30 mil por cada día que se realice la elección, una suma mayor a la entregada actualmente.

/psg