Este lunes se desató un terremoto dentro del Sifup. Tras una auditoría realizada al sindicato se revelaron gastos por 250 millones de pesos sin justificar, durante los periodos de 2015 y 2016.

Según confirmó esta tarde el auditor Andrés García, de Ecovis Chile,los gastos sin justificar corresponden “aproximadamente a un 30 por ciento de lo que son los gastos totales del año. Eso no significa que la plata se haya ido o se haya malversado, la cosa es que no está respaldada, ese es el tema”. “Yo como auditor debo guiarme en la documentación que tengo al frente y no en comentarios. Si no hay algo que respalde fehacientemente para mí no está”, complementó.

Además, entre los gastos sin justificar se encontraron compras de ropa de mujer, textos bíblicos y donaciones a iglesias evangélicas.

Y la auditoría trajo repercusiones.

Después de confirmada la información, este lunes Carlos Soto, ex presidente del Sifup, y Luis Pedro Figueroa, jugador de Colo Colo, presentaron su renuncia a la administración actual del sindicato.

Aunque García descartó que hubiese desfalco. “Lo que hay es un desorden grande. Carlos Soto manifestó que tenía bastante respaldo y pidió plazo para entregarlo. Sin embargo, el tiempo para la auditoría ya estaba a punto de terminar y no podíamos esperarlo. Sólo se trata gastos inapropiados, pero descarto malversación”, explicó.

/gap