El movimiento, de magnitud 6, ocurrió a las 22:55 horas locales, a una profundidad de 16 kilómetros de acuerdo al Centro Chino de Sismos y fue seguido por cuatro réplicas, una de las cuales alcanzó una magnitud de 5.1.

La ciudad de Yibin fue la más afectada, donde un hotel se desplomó, aunque al cierre de esta edición no hay datos sobre víctimas fatales en ese incidente.

La red estatal de televisión CCTV mostró imágenes de rescatistas retirando a un sobreviviente de debajo de los escombros, que fue evacuado rápidamente en una ambulancia.

Todas las víctimas fueron registradas en los distritos de Changning y Gongxian. La agencia China Nueva, más de 300 bomberos fueron enviados a la región de Yibin para auxiliar en la búsqueda de sobrevivientes.

También fueron enviados 5.000 tiendas de campaña y unas 10.000 camas plegables.

El sistema estadounidense de monitoreo geológico estimó que la magnitud del sismo fue de 5.8 y añadió que debía esperarse “daños extensivos” en la zona afectada.

La región de Sichuán es afectada con frecuencia por sismos. En 2008, un temblor de magnitud 7.9 causó miles de muertos y desaparecidos.

La mitad occidental de China sufre frecuentes temblores debido a la fricción de las placas tectónicas asiática e india, aunque en muchas ocasiones estos seísmos tienen su epicentro en zonas de baja densidad de población, como la meseta tibetana o los desiertos del Asia Central.

 /carolina braun