La Moneda afirmó que el fallo de la justicia mexicana, que condenó a 60 años de cárcel a Raúl Escobar Poblete, alias “Comandante Emilio”, por su participación en el secuestro de una ciudadana franco estadounidense de 70 años, abre la puerta para que el exfrentista sea extraditado a Chile.

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, valoró la sentencia y señaló que los procesos legales siguen avanzando: “Se van cumpliendo las exigencias legales, aquí hay un proceso que ha sido abortado por la fuga de quienes participaron en el asesinato del senador Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards”, aseguró.

“Lamentablemente, muchos de ellos han seguido delinquiendo, pero eso permite que ahora podamos intentar su extradición. Esperamos que sea posible, se han hecho todos los trámites a través de la Corte Suprema”, agregó.

La UDI también valoró el fallo de la justicia mexicana. El senador gremialista, Juan Antonio Coloma, sostuvo que en “la izquierda internacional hablaban de que estos procesados eran víctimas de la justicia chilena (…), así que creo que eso demuestra que la justicia funciona”, subrayó.

Escobar Poblete, que en México utilizaba el nombre de Ramón Guerra Valencia, logró ser detenido luego que un taxista lo denunciara ante la policía, luego del pago que realizó el exfrentista en la entrega de una caja.

Fiscalía de Guanajuato
Fiscalía de Guanajuato

El otrora comandante Emilio le habría pagado 26 dólares por un tramo que costaba mucho menos para llevar un paquete. Otro de los factores que habría incidido en la denuncia es que el exintegrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) comenzó a seguir al taxista, luego de entregarle el encargo, relacionado con un secuestro.

Mediante un comunicado, la Fiscalía de Guanajuato reportó que el 13 de marzo de 2017, el “Comandante Emilio” encabezó el secuestro de un ciudadano franco-americano, manteniéndolo cautivo durante varios días mientras esperaba el pago de rescate exigido a la familia de la víctima.

La policía mexicana logró la detención de Raúl Escobar Poblete el 30 de mayo de 2017, cuando uno de los presuntos secuestradores se disponía a recoger el dinero exigido en concepto de rescate: en ese momento las autoridades procedieron a su captura y posterior liberación de la víctima. Poco después identificaron al detenido. Se trataba del chileno que -además de su participación en el asesinato de Guzmán- tuvo un rol en la muerte del coronel de Carabineros Luis Fontaine y del sargento de Ejército Víctor Valenzuela Montecinos.

/psg