El presidente Sebastián Piñera dará la vuelta al mundo en siete días, en una gira que incluirá visitas a Medio Oriente y Japón, el viaje del mandatario se inicia el domingo, cuando emprenda un vuelo a Madrid, desde donde se dirigirá a Israel y Palestina.

Piñera tendrá una actividad en Ramallá, en el campo de refugiados palestinos Am’ari de Unwra. Además, se reunirá con el presidente palestino Mahmoud Abbas.

Luego, en Israel, tendrá un encuentro con el primer ministro, Benjamín Netanyahu. Irá al Muro de los Lamentos, al Santo Sepulcro, al centro espacial y a un hospital. Es decir, la estadía contemplará aspectos históricos, religiosos y culturales.

Al respecto, el canciller Teodoro Ribera explicó que “el Presidente tiene muy claro cuales son los equilibrios. La Cancillería lógicamente ha estado trabajando en ello y colaborando. Ahí vale mucho la experiencia que tienen acumulada los funcionarios de carrera, que permite saber desenvolverse de forma adecuada en situaciones estrechas”.

Tras ello, el jefe de Estado se desplazará a Japón, puesto que fue invitado a la cumbre del G20. Allí, en Osaka, se referirá al panorama económico mundial y los efectos que produce en países como Chile la Guerra Comercial.

Entre otros temas abordará la APEC, el TPP11 y el cambio climático.

Al concluir su paso por Japón, el jefe de Estado volverá al país atravesando el Océano Pacífico, teniendo una parada obligada en Hawái. Desde esa isla iniciará el último trayecto hacia territorio nacional, siete días después de empezar el viaje.

/carolina braun