Un alivio para Felipe Flores ha sido llegar finalmente a un acuerdo con el club de sus amores, no precisamente por volver a Colo Colo, sino por una deuda alejada del fútbol que lo aproblemaba y lo tenia enfrentado con el club de Macul.

Cuando el delantero emigró al fútbol mexicano Blanco y Negro tomó la dura decisión de demandarlo por incumplimiento de un pagaré por 100 mil dólares.

El jugador tras llegar a acuerdo señaló a La Tercera que, “Estoy más tranquilo, naturalmente. La intención siempre fue llegar a un acuerdo, pero las fórmulas no daban. La casa es mi mayor bien y no me imaginaba perderla. Había sido muy duro. Nunca quise tener problemas con Colo Colo, que es el club que me formó”.

Según lo expresado por el mismo medio toda deuda quedó saldada el mediodía de este lunes, tras una reunión con directivos de Blanco y Negro.

Cabe recordar que FF17 se desempeña actualmente en Deportes Antofagasta que lucha por salir del descenso tras la llegada de un nuevo entrenador Juan Manuel Azconzábal.

Por: Felipe Álvarez Oñat