“Esto da cierre al capítulo”. Con esta frase la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, resumió la reunión que sostuvo este martes con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda, en medio de las tensiones que enfrentaron al partido con el gobierno tras el cambio de gabinete del pasado jueves.

A la salida del encuentro, en el que también participaron el secretario general de la colectividad, Jorge Fuentes, y el senador Juan Antonio Coloma, la senadora dijo que fue una cita “franca y sincera” donde fueron planteados los puntos de vista del partido y los del Mandatario: “Este es un capítulo que está en desarrollo, ya lo damos por cerrado”, sostuvo la timonel, quien reconoció que con este episodio las confianzas fueron un poco “resquebrajadas”.

“Esta reunión con el Presidente fue muy importante para nosotros, marca una vuelta de página”, expresó la senadora.

Van Rysselberghe no entregó detalles de la reunión, porque explicó que respetarán su carácter “privado”, pero insistió en que seguirán trabajando con “lealtad” con el gobierno porque es la única manera “de tener un segundo gobierno de nuestro sector”.

“Somos portavoces de un sentir generalizado de nuestro partido pero que al mismo tiempo somos un partido que tiene vocación de coalición (…) eso significa, necesariamente, saber administrar las diferencias, resolver los conflictos de manera interna”, expresó la senadora y agregó que “somos parte de una coalición y queremos sentirnos parte de la coalición y queremos tener esos espacios para ayudar al gobierno con el sello de la UDI”.

Consultada si hicieron al gobierno exigencias respecto al eventual ajuste ministerial de subsecretarios, la timonel del partido dijo que “tenemos vocación de coalición y la vocación de coalición está necesariamente basada en el respeto, en las lealtades recíprocas y en el sentirse parte de un tema. No pasa por hacer exigencias”.

Enfrentamiento con RN

“Es súper legítimo que seamos una coalición diversa, pero tenemos que avanzar en esa diversidad y también en el respeto”, expresó la timonel del gremialismo, refiriéndose a las declaraciones cruzadas entre personeros de la UDI y RN.

La senadora aclaró que “no exigieron” disculpas de nadie y que “las situaciones complejas se pasan conversando”.

“Una coalición tiene que cuidarse entre sí y cuidar los fondos, pero también las formas y eso tiene que correr para todos (…) Dijimos que una coalición se basa en lealtades, equilibrios, afectos, reglas, deberes y derechos”.

/psg