Un total de 339 partidos, ocho títulos y el destacado registro de ser el defensa más goleador en la historia azul. Así podría resumirse el gran paso de Matías Rodríguez, quien vivió dos etapas en el Club y ahora, en su adiós, agradece el cariño recibido durante estos años. “Me hubiese gustado la despedida con la gente. Me voy feliz de que me hayan visto como una persona que siempre transmitió alegría y felicidad”, comentó el histórico jugador que, sin dudarlo, se ganó el corazón de toda la familia de la U.

/