Ayer se vivió una nueva jornada de violencia en el Instituto Nacional, la cual estuvo marcada por una imagen en particular: la de un joven que resultó herido en su rostro por una bomba molotov que lanzó.

Posterior al conocimiento de todos estos hechos, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, convocó a un punto de prensa para referirse a la situación del liceo emblemático. Ahí, confirmó que se adelantarán las vacaciones en el establecimiento a contar de mañana mismo.

“Tenemos un hecho que lamentar (el joven herido), pero aquí vamos a tomar una medida drástica que es adelantar las vacaciones. Porque mañana quizás podemos poner en riesgo la integridad física de los otros cuatro mil alumnos”, sostuvo el edil.

Añadió que “junto a la Intendencia Metropolitana, a la Seremi de Educación, a la ministra de Educación, hemos decidido adelantar las vacaciones y en estas dos semanas vamos a trabajar con la comunidad escolar para ver otras medidas alternativas de reforzar los ingresos, de instalar cámaras”.

El edil hizo una fuerte crítica a los apoderados y padres del colegio: “¿dónde estaban los apoderados de este alumno?, ¿dónde están los apoderados del colegio?”.

“Yo estoy de parte de los carabineros, si ellos ingresan porque están persiguiendo a un delincuente, no minimicemos, acá no hay montaje de Alessandri y a este alumno se le va aplicar el Aula Segura”, precisó.

En tanto, el rector del establecimiento Fernando Soto, indicó que “hay un grupo de estudiantes que no distinguen, tienen una mirada crítica contra toda autoridad”.

Clarificó que el próximo 31 de agosto termina de cumplir sus funciones y para entonces, “vamos a a ver como enfrentamos el cierre del semestre”.

El Instituto Nacional ha vivido varias semanas de clases interrumpidas, desde finales de abril hasta la fecha. Los episodios de violencia se han visto aumentados en las últimas semanas, lo que se ha reflejado en los enfrentamientos entre encapuchados y Carabineros, tanto en las inmediaciones como en el interior del establecimiento.

/psg