En un amplio análisis de la estructura económica y política de Chile, JPMorgan ofreció un balance equilibrado de los riesgo al alza y la baja que enfrenta el país.

El documento, “The 2021 Country Handbook”, que dedica 100 páginas a contextualizar y detallar la situación nacional actual, el banco ve en la arena política las mayores fuentes de preocupaciones para las perspectivas a mediano plazo, mientras que distingue varios elementos que jugarán a su favor, entre ellos la vacunación.

Después de acuerdos “exitosos sobre vacunas con muchas compañías farmacéuticas diferentes”, el banco estadounidense destaca que a dos semanas el país ya había vacunado a 2,5 millones de personas, lo que representa el 13%. Precisa, además, que el país habrá recibido un total de 13 millones de dosis de vacunas de Sinovac a finales de febrero y otros 10 millones de Pfizer a finales de junio.

Con esto, afirma que “Chile podría ser uno de los primeros países de ME en lograr la inmunidad colectiva”, lo que formalmente se lograría cuando se haya cubierto a 15,2 millones de personas, equivalentes al 80% de la población. Esto, según JPMorgan tendrá lugar en el segundo semestre del presente año.

Vientos de cola

Pero no solo la posibilidad de normalizar su economía que otorgaría esta inmunización colectiva, la entidad identifica varios otros vientos de cola. Entre ellos las “transferencias significativas a los hogares como resultado de retiradas recientes de fondos de pensiones y ayudas fiscales”.

En la materia, la entidad detalla que esta medida se ha convertido en “un factor importante para los los consumidores y también para los bancos”. En ese marco, señalan que en cuanto a los retiros de fondos de las AFP hay “potencialmente más por venir”.

Otro de los factores que apoyará la actividad nacional es la “exposición atractiva a las materias primas, con el cobre mostrando una perspectiva de precios de apoyo y los precios del petróleo manteniéndose por debajo de los niveles anteriores a COVID-19″.

De todas maneras, en esta área, JPMorgan tiene una postura más cautelosa. “Si bien creemos que los precios podrían tener que correr más a principios de 2021, ya que el impulso sigue siendo fuerte debido a las expectativas de otro tramo de estímulo estadounidense de 1 billón de dólares, es probable que el ciclo crediticio chino haya alcanzado su punto máximo aproximadamente tres trimestres antes de lo que esperábamos”, señala.

Escenario político intenso

Por otra parte, la entidad hace un detallado análisis de la situación política nacional, describiendo un cambio en la correlación de fuerzas que a su juicio parte con la elección de Sebastián Piñera en 2017. Desde entonces, relata, irrumpen fuerzas políticas como las del Frente Amplio o las de extrema derecha representada por Kast, mientras que la Nueva Mayoría se diluye. En ese devenir político, marca otro importante punto de inflexión el estallido social, a partir de lo cual se modifica la agenda de Piñera y se propicia un cambio de la constitución.

Tras ofrecer esa panorámica, el banco profundiza en este último punto, señalando que cambios adicionales van a provenir de la discusión de la discusión que iniciará en junio. Esto, debido a que observan que una parte significativa del marco institucional “puede estar sujeta a cambios como parte de este proceso”.

Luces respecto a esas transformaciones la encuentran en la reforma constitucional de 2018 de la es presidenta Michelle Bachelet. Así, destacan asuntos como “la eliminación del control preventivo de la Tribunal Constitucional a los proyectos de ley que se están discutiendo en el Congreso”, “el Estado es propietario de los recursos naturales no renovables y el sector privado tiene el derecho de explotación de acuerdo con las leyes”; y “los trabajadores y las empresas deben participar en la discusión del salario mínimo y el establecimiento de negociaciones colectivas por sectores”.

De todas maneras, en la arena política, hay más elementos a considerar. “La cantidad sin precedentes de elecciones que enfrentará Chile en los próximos 18 meses posiciona a la política como uno de los impulsores clave del mercado. La incertidumbre en este frente es alta, lo que podría limitar el desempeño del mercado”, señalaron.

/psg